Freno al caos del reparto de mercancía en el casco histórico

El gobierno municipal trabaja para poner en marcha un centro de distribución y modificar la ordenanza de carga y descarga


Santiago / la voz

Poner orden de una vez por todas en el reparto de mercancías en el casco histórico es una de las prioridades en estos momentos del gobierno compostelano. Y para ello trabaja en un triple antídoto a la hora de solucionar lo que ya se ha convertido en un problema endémico en la zona vieja debido al volumen de la actividad de carga y descarga, que además tiene difícil convivencia con los turistas, ya que los más madrugadores se encuentran con las calles y plazas llenas de vehículos y furgonetas. Y a las puertas de un nuevo año santo, aunque el covid-19 pueda reducir el número de visitantes y peregrinos, la situación urge más. «Queremos facer unha modificación moi ampla», aseguró el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo. Para ello «estase traballando en tres direccións: a modificación da ordenanza da carga e descarga, a dotación de elementos tecnolóxicos para ter un control de como funciona e a posibilidade de poñer en marcha un centro de distribución para a cidade histórica». Este espacio para centralizar las mercancías estaría situado, según avanzó el regidor, en las afueras del casco histórico y «desde aí repartiríanse para toda a zona». Una medida que incidiría en la reducción de los vehículos que cada día transitan por la zona vieja con la finalidad de realizar el necesario abastecimiento a los negocios.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee sin límites las noticias de La Voz, accede a los contenidos exclusivos y disfruta de la lectura sin publicidad intrusiva, gratis durante los próximos 30 días
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a la reéplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Freno al caos del reparto de mercancía en el casco histórico