Recuperar la parte enferma de la carballeira de Santa Minia necesitará diez años e intervenir antes de marzo

emma araújo SANTIAGO / LA VOZ

BRIÓN

XOAN A. SOLER

El Concello convoca dos reuniones vecinales para explicar la intervención: hay que retirar once carballos enfermos

09 feb 2024 . Actualizado a las 23:38 h.

La presencia en la parte de la entrada de la carballeira de Santa Minia del hongo Armillaria mellea, que el Concello de Brión detectó tras encargar un estudio pormenorizado de los árboles, ha provocado que el Concello plantee una intervención en la zona más afectada. Y la alternativa que está sobre la mesa pasa por retirar los once árboles enfermos, que están ubicados a la entrada de la arboleda, eliminar la tierra para erradicar el patógeno y regenerar el suelo para plantar nuevos carballos. 

A la par que el Concello tramita ante la Dirección Xeral de Patrimonio el permiso necesario para intervenir, también ha convocado sendas reuniones vecinales para explicar a la población el mal que sufre la carballeira y por qué se plantea una solución que obliga a retirar con sumo cuidado todos los árboles infectados de esta plaga. También los que aún no la padecen, porque están invadidos por otros hongos y la armillaria avanza bajo tierra.

El plazo para llevar a cabo esta intervención es marzo del 2024, ya que para que las garantías de éxito sean máximas hay que respetar los ciclos para conseguir carballos y plantarlos en el momento más adecuado.La propuesta que baraja el Concello es repoblar el área con carballos, menos de los que ahora existen, para garantizar que tengan luz suficiente para desarrollar su copa. Si las estimaciones de plazos se mantienen, en un período aproximado de una década la probabilidad de que los árboles ya den sombra y se pueda disfrutar de ella es muy elevada.

 Dos reuniones en diciembre

Estas estimaciones, y toda la información sobre el estado de los árboles, las dará a conocer el Concello durante dos reuniones con el vecindario. Los encuentros están convocados para las 12 y las 18 horas del domingo 10 de diciembre. La elección de la fecha y que sean dos reuniones no es algo casual, ya que la idea planteada por el alcalde, Pablo Lago, es que pueda acudir el mayor número de personas.

El Concello recuerda que uno de los carballos de la zona afectada se desplomó en el 2021 dañando la Casa da Cultura. El año pasado cayó otro ejemplar centenario y, la semana pasada, uno de los árboles más jóvenes perdió una de sus ramas.