¿Qué hay detrás del cambio brusco del tiempo en Galicia?

Galicia pasará en apenas dos días de temperaturas muy altas para el mes de mayo a valores por debajo de lo habitual. El fin de semana la máxima apenas va a superar los 15 grados

Una pareja observa la playa vizcaína de Erega, sin bañistas como consecuencia del mal tiempo en la cornisa cantábrica
Una pareja observa la playa vizcaína de Erega, sin bañistas como consecuencia del mal tiempo en la cornisa cantábrica

Ocurrió en febrero, marzo, abril y ahora en mayo. Tras un episodio de altas temperaturas, el tiempo cambia de forma radical y brusca. El calor sofocante e impropio de esta época del año ya es historia. Las condiciones están a punto de realizar un giro copernicano.

Detrás de esta montaña rusa meteorológica se encuentra la corriente en chorro. El Jet Stream, que separa el aire cálido subtropical del frío polar, lleva meses circulando de forma meridional, generando enormes meandros. Desde el sábado pasado, Galicia se encontraba en la parte ascendente de la corriente, permitiendo que llegase una masa de aire procedente del norte de África. En las últimas horas se ha desplazado hacia el este, llevándose el calor a otra parte, mientras que ahora la comunidad gallega ha quedado en la parte donde la corriente desciende y desplaza consigo aire más gélido.

Las estaciones ya no se comportan como antaño y tendremos que acostumbrarnos a este nuevo panorama meteorológico. De hecho, en lo referente al buen tiempo fuera de temporada parece que los gallegos se han adaptado perfectamente. A nadie parece sorprenderle ya que se pueda ir a playa en marzo y abril. Ya no digamos en mayo. Los modelos científicos llevan años prediciendo el comportamiento errático del Jet Stream. El calentamiento global, que se traduce una menor diferencia térmica entre los polos y el Ecuador, está debilitando la corriente. Si el clima gallego es húmedo y suave se debe en buena media a la circulación del oeste, que mueve las borrascas por el Atlántico hasta la comunidad. Esto ocurre cuando el Jet Stream se desplaza siguiendo los paralelos, algo que últimamente cuesta ver.

Hoy, el viento soplará del noroeste y las nubes volverán a cubrir todo el cielo gallegos. También regresan las lluvias. Hay que sumar además el primer descenso notable de las máximas. En A Coruña, el termómetro no superará los 18 grados.

Mañana, la inestabilidad irá en aumento. Será una jornada de chaparrones generalizados y en forma de nieve a partir de los 1.200 metros de altura. El mercurio experimentará un nuevo y notable descenso, dejando las temperaturas con valores por debajo de la media. En Lugo, la máximas más alta estará en torno a los 15 grados. El fin de semana se espera que desciendan sobre todo las mínimas. Quedarán unas condiciones propias del invierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

¿Qué hay detrás del cambio brusco del tiempo en Galicia?