El agua de Monte Neme acumula restos de wolframio, estaño, hierro y sílice

La Xunta dice que el acceso a la antigua mina está prohibido, por ser propiedad privada


Carballo / La Voz

Cada vez son más los amantes y supuestos expertos en redes sociales, sobre todo de Instagram, los que, de forma contraproducente y peligrosa, se dan un baño en las embalsadas aguas de la antigua mina y cantera de Monte Neme, sin ser conscientes de los peligros que eso conlleva. Tampoco ayudan ciertos comentarios y «likes» realizados, en su mayoría, desde la ignorancia y el desconocimiento. Al revés, cada vez son más los que se acercan a este entorno, convirtiéndolo en uno de los más visitados de la Costa da Morte en las últimas semanas. La polémica del Monte Neme llega a la política. Antón Sánchez, del grupo parlamentario Anova, pide a la Xunta que tome medidas para impedir posibles accidentes en el entorno. 

¿Qué es Monte Neme?

Es un entorno de casi 400 metros de altura que hace de frontera natural entre Carballo y Malpica. La actividad minera arrancó un 18 de junio de 1923 y quedó finiquitada el 25 de septiembre del 2012, cuando la empresa que gestionaba los derechos mineros, Leitosa S.A.U., solicitó el concurso voluntario de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Valencia.

;
El secreto de las aguas turquesas de Monte Neme Hacen las delicias de los fans de Instagram pero no son tan idílicas como aparentan. El azul de Monte Neme esconde estos peligros

¿Qué se extrajo de esta concesión minera?

Los derechos mineros de Monte Neme se dividieron en diez partes: Rima, Galaica, La reconquista, Complemento a Reconquista, Brión, Nétoma, Vilariño, Ampliación a Nétoma, Samar y Teresa de Jesús. Monte Neme se hizo famoso por ser rico en wolframio, un material empleado en la Segunda Guerra Mundial para la elaboración de armamento. De aquí se extrajo también estaño e, incluso, hierro, aunque en menor cuantía. Sin embargo, desde hace muchos años la extracción de estos minerales dejó paso a la de áridos para el sector de la construcción y obra civil.

¿Qué queda de toda aquella actividad?

Enormes y peligrosos taludes, algunos de ellos de más de 40 metros de altura, un terreno tremendamente inestable debido a la acumulación de áridos y unas balsas -en febrero del 2014 una reventó en plena noche y liberó 24.000 metros cúbicos de agua y otros restos ladera abajo y una segunda fue sellada en noviembre del 2016- de color turquesa (por efecto de la presencia de sílice), que se han convertido en el gran atractivo de turistas, curiosos y supuestos expertos en redes sociales.

¿Es peligrosa el agua de las balsas?

No es peligrosa hasta llegar al punto de causar graves daños para la salud, pero sí que puede provocar, y así lo han confirmado varios instagramers, reacciones cutáneas, irritaciones en los ojos y alguna que otra vomitera. El color turquesa es consecuencia de la alta presencia de sílice, un producto que no es tóxico, «aunque sí mancha un poco la piel», tal y como aseguró a La Voz Manuel Ferreiro, médico adjunto del servicio de urgencias del Chuac herculino. El facultativo explicó que un baño esporádico puede provocar problemas irritativos en la mucosa ocular y en la piel, con alguna formación de costras y sarpullidos. Si el incauto bañista traga algo de agua puede sufrir algún episodio de diarreas, vómitos y cólico abdominal, «pero en principio nada importante», según este doctor. En todo caso, es evidente que este agua, consecuencia de una intensa actividad minera acumula restos de «metales» como wolframio, estaño y hierro. Otro peligro de las balsas es la inestabilidad del terreno en el que se ubican.

¿Quién es el responsable último en caso de que ocurriera una tragedia?

Es una de las preguntas del millón. Los derechos mineros de Monte Neme caducaron el 27 de julio del 2015. Desde la Xunta de Galicia, a través de la Consellería de Economía, Emprego e Industria, apuntaron ayer que los terrenos en los que se ubica la antigua mina y cantera son de «titularidad privada», transferidos de nuevo a sus antiguos y legítimos dueños, la mancomunidad de montes de Razo. Por otra parte, y de forma paralela, la Xunta lleva cuatro años pleiteando con los últimos administradores del yacimiento y con el administrador concursal nombrado por el juzgado de lo mercantil de Valencia para que acometa, hasta la fecha sin éxito, el plan de restauración, presupuestado por la Xunta en 794.000 euros.

¿Qué dicen en la Xunta al respecto?

Recuerdan que se trata de una propiedad privada, cuyo acceso está prohibido y que cualquiera que acceda a este entorno «lo hace bajo su responsabilidad».

La «instagramer» Liliana Herrero, sobre los baños en Monte Neme: «No hay que jugarse la vida por unos 'likes'»

j. v. lado

Esta apasionada de la moda, que se hizo fotos junto a las balsas de agua color turquesa, reflexiona sobre el uso de las redes sociales

La instagramer Liliana Herrero Alfeirán, @lyliseyes en las redes sociales, se hizo una sesión de fotos el mes pasado junto a la balsa de aguas tóxicas color turquesa de la mina abandonada de Monte Neme, entre Carballo y Malpica. Sabía a dónde iba, no se le ocurrió quitarse la ropa, ni siquiera las alpargatas que llevaba calzadas, y mucho menos meterse en el agua, pero eso no la ha librado de que su imagen se prestase a todo tipo de críticas, incluso con carácter insultante.

«Mi madre es de Malpica y yo fui avisada de no tocar el agua ni nada por el estilo. Tampoco es que haya mucha señalización, simplemente es un lugar abandonado. Está el tema del agua y las reacciones que da, pero no se trata de Monte Neme, sino de gente que está poniendo en peligro su vida, haciéndose fotos en barandillas, edificios, al borde de precipicios... Yo creo que no todo vale, y menos jugarse la vida, por unos likes o por aumentar seguidores. Se está desfasando mucho y distorsionando lo que es una herramienta, como un electrodoméstico, que se puede usar bien o mal. Se nos mete a todos en el mismo saco y eso no nos favorece a la gente para la que es una buena plataforma, porque tiene un negocio o por lo que sea.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El agua de Monte Neme acumula restos de wolframio, estaño, hierro y sílice