Sara Carbonero termina su tratamiento de quimioterapia

La periodista, que fue operada de cáncer de ovario en mayo, afronta 2020 con nuevos proyectos


Redacción / La Voz

Sara Carbonero ha terminado su tratamiento de quimioterapia para el cáncer de ovario del que fue operada el pasado mes de mayo. Atrás quedan aquellos angustiosos días, ya que apenas dos semanas antes Iker Casillas sufría un infarto de miocardio durante un entrenamiento con el Oporto que dejaba helados a los seguidores de la pareja. El portero, muy recuperado pero que aún no ha vuelto a jugar al fútbol, reconocía hace un tiempo que se había enterado unos días antes de lo que le ocurría a su mujer. Ahora, mientras siguen con su vida tranquila en Oporto, el matrimonio afronta el 2020 con nuevos planes. 

«Todo ha ido bien. Su pronóstico es bueno desde el principio», recoge ¡Hola! citando fuentes de su entorno. Esto viene a confirmar las buenas noticias que ambos compartían hace apenas unos días. «Un día para estar muy alegre», publicaba Iker Casillas en su cuenta de Instagram junto a una foto del futbolistas. Sara Carbonero también compartía en sus stories un imagen de un mensaje enviado por su amiga Isabel Jiménez, de cuyo hijo Hugo es madrina la periodista. «Sabía que no tenía que esperar. Hay mucho que celebrar, comadre», se veía en la tarjeta que se supone que acompañaba a un ramo de flores. Todo apunta que Sara Carbonero había recibido buenas noticias sobre su salud

Muy activa en las redes sociales, la periodista compartía varias imágenes en sus stories, mientras en su publicaciones sigue mostrando su vida tranquila en Oporto, donde se mudó hace años junto a su familia. 

En los últimos días Sara Carbonero compartía varias imágenes de la ciudad en la que vive, quedando con amigas o paseado por los rincones más bellos de Oporto. 

El emotivo mensaje de Sara Carbonero en el día contra el cáncer de mama

«Por mí y por todas», rezaba la fotografía que colgó Sara Carbonero en Instagram para conmemorar el día interacional contra el cáncer de mama celebrado el sábado. En ella aparece una foto de la palma de la mano, donde ha escrito ese mensaje, y se ven varias pulseras en su muñeca en rosa, color que simboliza la lucha contra este tipo de cáncer. Además, a modo de hashtag, reivindica más apoyo para la investigación: #contigodamoslacara, #súmatealrosa y #másinvetigaciónmásvida. 

Sara Carbonero e Iker Casillas han recuperado poco a poco su vida en Oporto, en cuyo equipo era portero el futbolista hasta el pasado mes de mayo, cuando sufrió un infarto de miocardio. En apenas dos semanas la vida del matrimonio, padres de Lucas y Martín, dio un vuelco. Con Casillas aún sin recuperar de su ataque al corazón, a la periodista en una revisión rutinaria le detectaban cáncer de ovario y era operada de urgencia. La familia al completo se trasladó a Madrid para estar arropados por sus familias y era la propia Sara la que comunicaba la noticia en su cuenta de Instagram. ««Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de seis letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente», publicaba. 

View this post on Instagram

Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada. Todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente. Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien. Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz. Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico. Aprovecho para pedir desde aquí a mis compañeros periodistas el respeto y la comprensión con los que siempre me habéis tratado, especialmente en estos momentos tan difíciles y delicados para mí y mi familia.

A post shared by Sara Carbonero (@saracarbonero) on

««Ya en casa y todo en orden. Muchísimas gracias por todas las muestras de cariño que he recibido estos días. Me encantaría responder una por una pero es imposible. Ahora toca ponerse fuerte y seguir. Gracias a todos de corazón», explicaba unos días después. 

La pareja ha pasado un verano diferente. «Este verano está siendo un poco diferente. Las semanas transcurren entre médicos, pruebas, incertidumbres, maletas, mucha improvisación de última hora, ratos de alivio pero sobre todo están llenas de momentos muy intensos que estoy saboreando como nunca. De repente las cosas más cotidianas y banales del mundo han dejado de serlo para convertirse en instantes únicos y mágicos, muchos problemas se han ido de golpe. Siento a mi gente más cerca que nunca y me estoy riendo, creo que como jamás antes lo había hecho. Porque la vida es así, un cambio constante, un regalo precioso pero envenenado», explicaba hace unas semanas. 

View this post on Instagram

Este verano está siendo un poco diferente. Las semanas transcurren entre médicos, pruebas, incertidumbres, maletas, mucha improvisación de última hora, ratos de alivio pero sobre todo están llenas de momentos muy intensos que estoy saboreando como nunca. De repente las cosas más cotidianas y banales del mundo han dejado de serlo para convertirse en instantes únicos y mágicos, muchos problemas se han ido de golpe. Siento a mi gente más cerca que nunca y me estoy riendo, creo que como jamás antes lo había hecho. Porque la vida es así, un cambio constante, un regalo precioso pero envenenado. Una rosa con espinas, como la que me ha traído esta mañana del parque Martín a la cama. Cuando le he preguntado si se había hecho daño al cogerla me ha respondido que sí, que de hecho se había pinchado pero que merecía la pena por darme la sorpresa. Luego le hemos quitado las espinas y la hemos metido en un jarrón con agua . - Ahora te gusta más ? - Le he preguntado - No mamá, ahora no parece una rosa de verdad . Y tenía toda la razón , porque la rosa no deja de ser bonita por tener espinas, ni las espinas dejan de hacer daño porque tengan rosas. Siempre hay algo de dolor en lo bello y mucho de belleza en la adversidad . Y en esas estamos, consiguiendo que los ratos buenos superen con creces los menos buenos. Porque como diría el gran Andrés Montes, la vida puede ser maravillosa . #hoyestoyintensa #devezencuando #verano2019 #slowlife

A post shared by Sara Carbonero (@saracarbonero) on

«Una rosa con espinas, como la que me ha traído esta mañana del parque Martín a la cama. Cuando le he preguntado si se había hecho daño al cogerla me ha respondido que sí, que de hecho se había pinchado pero que merecía la pena por darme la sorpresa. Luego le hemos quitado las espinas y la hemos metido en un jarrón con agua. -Ahora te gusta más?, le he preguntado. - No mamá, ahora no parece una rosa de verdad. Y tenía toda la razón, porque la rosa no deja de ser bonita por tener espinas, ni las espinas dejan de hacer daño porque tengan rosas. Siempre hay algo de dolor en lo bello y mucho de belleza en la adversidad. Y en esas estamos, consiguiendo que los ratos buenos superen con creces los menos buenos. Porque como diría el gran Andrés Montes, la vida puede ser maravillosa», decía. 

Con la llegada del otoño Sara Carbonero se sumó a una iniciativa que cobra especial relevancia para ella en estos momentos de su vida. La periodista ha colaborado con Juegaterapia, diseñando uno de sus famosos muñecos pelones. «Muy feliz por poder compartir por fin uno de los proyectos que más ilusión me hace ahora mismo», aseguró. El muñeco, según detalló, «está inspirado en los juguetes preferidos de mis hijos» y con los beneficios se financian proyectos en hospitales y becas de investigación contra el cáncer infantil. «Conocer a Zoe, a Sergio y a sus papás fue un regalo muy grande. Una inyección de energía positiva. Cuánto debemos aprender de estos niños, todo un ejemplo de fortaleza y optimismo, con esas sonrisas que lo iluminan todo», añadió junto las imágenes de dos de los niños que aparecen en la nueva campaña de promoción.

View this post on Instagram

Muy feliz por poder compartir por fin uno de los proyectos que más ilusión me hace ahora mismo. Después de varios años colaborando con la Fundación @juegaterapiaorg , hoy lunes sale a la venta el #BabyPelonesJT que he diseñado para ellos, inspirados en los juguetes preferidos de mis hijos. Como sabéis, son unos pequeños muñecos en honor de los niños enfermos de cáncer, con cuyos beneficios se financian proyectos en hospitales y becas de investigación contra el cáncer infantil. Conocer a Zoe y a Sergio fue algo muy, muy especial. Ojalá la fuerza de este nuevo pelón les llene y nos llene a todos de fuerza y esperanza. Ya está a la venta en la web de la Fundación y en sus distribuidores solidarios: juguettos, Toys "R" Us España, El Corte Inglés, Fnac, Amazon.es, GOCCO, Drim - Juguetería Online y Juguetilandia. ¡Gracias a todos!

A post shared by Sara Carbonero (@saracarbonero) on

En los últimos días Sara Carbonero ha publicado instantáneas de su vida cotidiana en Oporto con sus hijos. «Childhood living is easy to do», escribía junto a una foto de uno de sus retoños. 

También espectaculares imágenes de la ciudad, de la que en los últimos años se ha convertido en una verdadera embajadora. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Sara Carbonero termina su tratamiento de quimioterapia