Directivos de Liberty House se reunirán el lunes con la Xunta y después con el comité, pero hubo más ofertas por la fábrica de San Cibrao

El conselleiro de Industria, Francisco Conde, pide al Gobierno transparencia y que transmita qué otras ofertas de empresas se presentaron

Empleados de la fábrica quemaron el cartel de Alcoa, en la entrada, al iniciar la huelga del pasado día
Empleados de la fábrica quemaron el cartel de Alcoa, en la entrada, al iniciar la huelga del pasado día

VIVEIRO/ LA VOZ

Este viernes está siendo intenso en todo lo referido a la crisis de Alcoa. Acaba de comunicar la Xunta que este próximo lunes directivos de Liberty House, en concreto de su línea de aluminio Alvance, se reunirán con el conselleiro Francisco Conde en Santiago para explicar su proyecto industrial para la fábrica de aluminio de San Cibrao, proyecto de futuro basado en el hidrógeno verde. Después los representantes del grupo británico Liberty House mantendrán un encuentro con el comité de empresa. Pero el conselleiro Francisco Conde también señalaba esta mañana que hubo más ofertas de compra por la fábrica de San Cibrao que llegaron al Gobierno. Conde pide una reunión de la mesa industrial y demanda también transparencia, "que o Goberno transmita esas outras ofertas pola fábrica".

"Levamos moitos anos comprometidos con Alcoa, merecemos un trato diferencial de Alcoa e do Goberno e que non oculten información", indicaba el conselleiro.

Hay que recordar, por otra parte, que el jueves fue la multinacional Alcoa la que desveló cuál es inversor interesado en la fábrica de San Cibrao del que tantas veces ha hablado el Ministerio de Industria sin concretar cuál era. Suponiendo que sea el mismo, porque de lo contrario significaría que la factoría tiene más de un pretendiente, es la británica Liberty House Group, que ya el año pasado presentó propuestas por las fábricas de las que se deshizo Alcoa en A Coruña y Avilés. Desde el comité explican a la plantilla que optaría a las dos plantas, la de aluminio y la de alúmina, mientras Alcoa solo quiere deshacerse de la de aluminio y conservar la de alúmina. Además Alcoa parará todas las cubas mientras dure el proceso, condición indispensable a la que no renuncia la multinacional.

La información acaba de aflorar en la reunión que mantienen en estos momentos en la ciudad de Lugo dirigentes de Alcoa en España con el comité de empresa de San Cibrao, ya en el último tramo de la ronda de conversaciones por el ERE con el que la multinacional prevé despedir hasta 534 empleados de la factoría de aluminio de la factoría de A Mariña, que arrastrarían a alrededor de 400 de empresas auxiliares.

A Liberty House, empresa familiar británica cuyos propietarios son de origen indio, uno de los grandes grupos del sector metalúrgico, le autorizó el año pasado la Comisión Europea la compra de una serie de activos de ArcelorMittal en Europa.Fundado en 1992, el grupo contaba en el 2017 con cerca de 5.000 empleados, según informaciones publicadas en distintos medios. Comenzó dedicándose al acero y luego también pasó al mercado del aluminio.

Alcoa le dice a Industria que está dispuesta a escuchar y negociar el proceso de venta

M. S.

El Gobierno solicitó a la multinacional que negocie con un inversor interesado en la fábrica de San Cibrao, aunque ésta sigue poniendo como condición la parada ordenada de cubas

El Gobierno, a través del Ministerio de Industria, pidió a Alcoa que negociase con un comprador interesado en la fábrica. Fue en la reunión de la mesa multilateral celebrada esta tarde. Desde el Ministerio de Industria creen que este es el momento de negociar la venta, en la prórroga ya del ERE, precisamente para evitarlo. Desde la Consellería de Economía están dispuestos a colaborar en todo lo que sea necesario. Este inversor está dispuesto a desarrollar un plan industrial de futuro en la fábrica de aluminio de San Cibrao, un plan industrial verde, con garantías y perspectivas de futuro. Alcoa debe de decidir; al parecer está dispuesta a escuchar y negociar ese proceso de venta, aunque eso sí, pone como condición la parada ordenada de cubas para evitar más pérdidas, algo que rechaza el comité, que cree que una parada de cubas sería irreversible.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Directivos de Liberty House se reunirán el lunes con la Xunta y después con el comité, pero hubo más ofertas por la fábrica de San Cibrao