Vero Boquete: «Toda mi vida va en dos maletas»

Sofía Toro, campeona olímpica de vela en los Juegos de Londres 2012, inicia una serie de conversaciones para La Voz de Galicia con algunas de las mejores deportistas del país. La regatista coruñesa comparte su primera charla con la pionera Verónica Boquete, la mejor futbolista española de todos los tiempos. A punto de irse a EE. UU., reconoce que le gustaría jugar en Galicia. «Si el Dépor subiera a Primera, sería increíble poder terminar mi carrera en mi tierra», indica al tiempo que anima al Celta a crear un equipo femenino para que las niñas tengan referentes.

;
Charla entre Sofía Toro y Vero Boquete Charla entre Sofía Toro y Vero Boquete

La Voz

Vero Boquete, considerada la mejor jugadora de fútbol española de la historia, me recibe en su estadio, el antiguo San Lázaro de Santiago, que desde noviembre lleva su nombre. «Es difícil encontrar la manera de agradecerlo. Es un estadio emblemático y para mí es especial porque soy de este barrio». La verdad es que coincido con ella en que para un deportista no hay mayor galardón que ese. Cuando volví de los Juegos de Londres, mi pueblo, Cambre, le puso mi nombre al pabellón municipal, así que puedo entender un poco como se siente. La compostelana está de paso, entre su vuelta de China y su nuevo destino, Utah en Estados Unidos.

-¿Hasta cuándo te quedas? ¿Qué tal las Navidades?

-He pasado todas las Navidades y aún me queda un mes por aquí. Empezaré a entrenar y a prepararme para irme a finales de febrero a mi nuevo equipo.

-¿Y cómo lo llevas? Yo estoy acostumbrada a tener que viajar para competir y entrenar, pero vengo cada poco por casa, tú en cambio tienes que irte una temporada entera.

-Sí, quizás tener de enlace tu casa y venir cada poco es más fácil. Pero bueno, estoy acostumbrada, realmente lo que digo siempre es que mi vida se puede meter en dos maletas. Lo que no entra ahí, no viene conmigo.

-Esa es una buena filosofía. Sin embargo lo más difícil no debe ser hacer la maleta. ¿Cómo haces para adaptarte a un país nuevo?

-En China las primeras semanas estaba en shock porque todo es diferente. Pero bueno, luego me adapté y a pesar de la gran barrera que tenía con el idioma, vivía muy cómoda.

-Pero y las cosas más básicas como ir al súper o conducir, ¿cómo hacías?

-Al llegar te haces una cuenta bancaria y con una aplicación la conectas al móvil y desde ahí ya puedes pagar todo. No hace falta ni siquiera que salgas de casa, en treinta minutos te traen la verdura y la fruta a casa. Para conducir lo mismo, los taxis son muy baratos y si no también hay aplicaciones para desplazarse. En tecnología están superavanzados.

-Yo nunca estuve en China, pero estuve en Corea del Sur y sí que nos costaba alguna vez entendernos con la gente. Además hace unos años el wifi y tener Internet en el extranjero no era tan fácil como ahora.

-Cuando vas un tiempo corto, es más difícil, porque realmente no estás viviendo allí. Pero cuando ya vas para quedarte, tienes las comodidades que ellos tienen. Es verdad que también tiraba de las compañeras que sabían inglés, del traductor del club y de otros extranjeros.

-Y ahora te vas a Estados Unidos, un cambio radical.

- Sí, de un lado al otro del mundo. Es más que nada por ambición deportiva. Es un proyecto muy interesante, un club que ha entrado muy fuerte y ha apostado por el fútbol femenino. A nivel profesional la liga es de máximo nivel y además tengo una espina clavada de cuando hace un par de años me quedé a las puertas de ganar la liga. Sé que mi regreso a España está cada vez está más cerca, pero es un reto personal que quiero cerrar antes de regresar.

-¿Entonces piensas volver a jugar en España?

-Me encantaría volver a mi país y ser profesional aquí, porque me he tenido que ir fuera a buscar lo que aquí no había. La Liga Iberdrola cada vez está mejor y me ilusiona pensar en disfrutar aquí no solo de mi retirada, sino del máximo nivel del fútbol femenino.

-Ahora el Deportivo tiene equipo femenino.

-Si el Dépor subiera a Primera sería increíble poder terminar mi carrera jugando en mi tierra. A ver si el Celta se decide pronto también, no por mí, sino por todas esas niñas gallegas que necesitan tener referentes, y que los clubes más importantes de Galicia tengan equipo femenino.

-Has vivido en varios países diferentes y me imagino que en este sentido tu perspectiva será amplia. ¿Cómo ves a España en el mundo del deporte femenino?

-Siempre digo que lo que más me sorprende, si lo comparo con otros países en los que he estado, es que la cultura del deporte es diferente. Por ejemplo en Estados Unidos, tú dices que eres deportista y te ponen la alfombra. Cualquier tipo de deporte, la gente lo sigue, y es un espectáculo. Aquí en España eso no lo tenemos, tenemos el fútbol, que acapara todo y luego están los deportes minoritarios. Cambiar esa mentalidad es la clave para equipararnos a otros países.

-Es cierto que aquí apenas se siguen más deportes.

-Sin embargo, algo que sorprende es la cantidad de deportistas de máximo nivel que sacamos en este país. Somos muy buenos en todos los deportes. Si apoyásemos más el deporte, hubiera más patrocinios y tuviéramos los presupuestos de otros países, seríamos los mejores en todo. Somos un país pequeño, eso quiere decir que en España hay muchísimo talento.

-Sabemos que el deporte es un mundo machista, las dos nos hemos enfrentado a esto durante años. Pero, ¿qué me dices de la dificultad de dedicarse al deporte profesional como entrenadora, jueza o directora deportiva. ¿No crees que es aún más difícil?

- Exacto. Además, debido al nivel que ha alcanzado el fútbol masculino, parece que es un coto reservado solo para hombres. Nos ha costado mucho entrar, hace años que practicar baloncesto o balonmano está más aceptado. Lo que es cierto es que en los últimos años hemos avanzado muchísimo.

-He visto que tu próxima entrenadora va a ser una mujer. Yo nunca he trabajado con una entrenadora de vela.

-Sí, por primera vez, la verdad es que estoy muy ilusionada. No porque sea una mujer, a mí eso no me importa, estoy ilusionada porque es una grandísima profesional y es uno de los mejores entrenadores a nivel mundial. Solo tengo buenas referencias de ella. La he seguido durante muchos años, me he enfrentado a sus equipos y lo que he hablado con ella, hemos conectado muy bien.

-Hablando del próximo año, la liga americana no para durante el Mundial.

-Hay un parón de dos semanas y aprovecharé para irme a Francia con la FIFA en un programa que participo de divulgación y promoción del torneo. Estaré del otro lado porque en el campo no estaré.

-Es raro que una jugadora como tú, no compita con la selección.

-Bueno, la decisión no depende de mí ni de lo que pase en el terreno de juego. Es una situación que yo ya he aceptado, mi etapa en la selección, mientras esté este seleccionador, se ha terminado. Ahora estoy centrada en mis equipos y en mis objetivos con mis clubes y mis retos personales. Ahora me toca verlo desde fuera, al principio te da rabia, pero ya lo veo de otra manera.

-Yo vengo de un deporte en el que no tenemos una suplente que nos sustituya, ni nadie puede acabar una regata por mí. No sé cómo se vive eso en un vestuario.

-El fútbol es un deporte colectivo y hay mil detalles que controlar, incluidos los egos.

-Me imagino que ya estaréis acostumbradas.

-Sí, tenemos que hacer un cambio. [Se ríe] En mi Campus de verano en Porto do Son, tenemos deportes náuticos. Un día te vienes a clase de fútbol y me das luego unas clases de vela.

-Te tomo la palabra y te espero en verano para la clase.

MÁS DEPORTES

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Vero Boquete: «Toda mi vida va en dos maletas»