Una jueza pide que declare el capitán del barco en el que se fugó Antonio Anglés, el presunto asesino de las niñas de Alcácer

27 años después del brutal crimen se tomará otra vez declaración al capitán del barco en el que viajó como polizón el presunto asesino de las tres adolescentes. Descubren ADN humano en los huesos hallados en la fosa donde enterraron a las niñas

Antonio Anglés lleva 27 años en paradero desconocido
Antonio Anglés lleva 27 años en paradero desconocido

Redacción

Un juzgado de Alzira ha pedido que se tome declaración al capitán del barco en el que se perdió la pista de Antonio Anglés, el principal sospechoso del brutal crimen de las tres niñas de Alcácer, según informa hoy el diario Las Provincias

La presencia Anglés fue advertida por la tripulación, que lo encerró en un camarote atrancando la puerta con una madera, pero logró escaparse de nuevo el 23 de marzo de 1993 en el puerto de la capital irlandesa. Y eso solo fue posible gracias a la ayuda de un marinero, según manifestó el que fuera capitán del buque Kenneth Stevens en una entrevista emitida en el 2018 por el programa Equipo de Investigación de La Sexta con motivo del 25 aniversario de los tres asesinatos.

La policía, que reunió a la tripulación del buque en 1993 para explicarle lo que había hecho Anglés, sospechaba de un marinero, pero no pudo reunir suficientes indicios para inculparle. Como el caso no prescribe hasta el 2029, dado que en 2009 se practicaron más diligencias en busca del paradero del presunto asesino de las niñas de Alcácer, el juzgado de instrucción número seis de Alzira ha emitido una comisión rogatoria internacional para tomar declaración al capitán y aclarar lo sucedido.

La jueza pide ayuda al Reino Unido sobre la huida de Anglés

La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Alzira ha emitido una orden europea de investigación para solicitar la colaboración de las autoridades del Reino Unido sobre la supuesta huida en barco de Antonio Anglés en marzo de 1993.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia valenciano han confirmado a Efe que las diligencias de esa orden europea, dictada el pasado mes de noviembre, se están cumplimentado actualmente.

La requisitoria (orden de busca y captura internacional contra Antonio Anglés) sigue activa, por lo que «ha de investigarse cualquier dato novedoso que pueda contribuir a conocer su paradero y propiciar su detención», añaden desde el TSJCV.

El secuestro y asesinato de Miriam, Toñi y Desirée, las tres vecinas de Alcácer (Valencia) de entre 14 y 15 años violadas y torturadas hasta la muerte por el prófugo Antonio Anglés y su compinche Miguel Ricart -en libertad desde el 2013-, mantuvo en vilo a España durante más de dos meses, hasta que aparecieron sus cadáveres.

Investigaciones posteriores han seguido la pista del posible paradero de Anglés, en caso de seguir vivo, o la confirmación de su muerte, que pudo haberse producido al arrojarse al mar desde el citado barco rumbo a Irlanda.

ADN humano en los huesos

Los huesos hallados el pasado verano en las inmediaciones de la fosa donde se encontraron los cadáveres de las niñas de Alcácer son restos de dedos humanos, según ha confirmado el ADN obtenido de los restos que ha analizado el Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses. El estudio deja abierta la posibilidad de que las falanges pudieran corresponder a Míriam García o Desirée Hernández, dos de las adolescentes asesinadas, y se ha descartado que pertenezcan a Toñi Gómez, ya que a su cadáver no le faltaba ningún dedo de las manos

Por todo esto nunca olvidaremos el crimen de Alcàsser

G. Vázquez

El hallazgo de nuevos restos óseos y el fallecimiento de Juan Ignacio Blanco devuelven a la actualidad un truculento y polémico crimen. El padre de una de las niñas y Blanco alimentaron la teoría de la conspiración. Blanco asegura incluso en un documental que tiene una prueba determinante que solo saldría a la luz tras su muerte

El hallazgo el miércoles de nuevos retos humanos en la fosa del crimen de Alcàsser ha removido los cimientos de uno de los crímenes más difíciles de olvidar de la historia reciente de nuestro país. El reciente descubrimiento podría motivar incluso la reapertura del caso de asesinato de las jóvenes Miriam, Toñi y Desirée. El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, mantenía este jueves la cautela asegurando que no cree que la aparición de los restos pueda suponer cambio alguno en este caso. 

LAS VÍCTIMAS

Las niñas de Alcàsser. Miriam García, Desirée Hernández y Toñi Gómez desaparecieron el 13 de noviembre de 1992. Como era habitual, las jóvenes, de 14 y 15 años, se había reunido para ir a la discoteca Coolor, situada en la vecina localidad de Picasent. Ningún testigo consiguió situarlas en el local. Su rastro se pierde cerca del establecimiento. En todo momento se determinó que en un punto del trayecto entre Alcàsser y Picasent -a poco más de tres kilómetros- habían subido a un coche tras hacer autostop.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Una jueza pide que declare el capitán del barco en el que se fugó Antonio Anglés, el presunto asesino de las niñas de Alcácer