Montero: «El Gobierno es fuerte y está unido»

La portavoz del Ejecutivo admite que no estaba al tanto de las negociaciones de su grupo con EH Bildu

Comparecencia tras la reunión extraordinaria del Consejo de Ministros El Gobierno aprueba definitivamente la prórroga del estado de alarma hasta el 7 de junio en medio de la tensión interna entre los socios de coalición por las diferencias entre el PSOE y Unidas Podemos sobre el pacto firmado con Bildu para derogar la reforma laboral. Comparecen la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, y el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que informa sobre los cambios de fase solicitados por las comunidades

Madrid | La Voz

«Es fuerte y está unido, pese a quien pese», aseguró este viernes la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, tratando de despejar los síntomas de división que afloran en el seno del Ejecutivo tras la firma del acuerdo con EH Bildu para proceder de forma inmediata a la derogación de la reforma laboral de manera «íntegra». La firma de este documento por los tres máximos responsables paramentarios del PSOE, Podemos y la formación aberzale, una negociación sobre la que Montero admitió no estar al tanto hasta que salió publicada en la prensa, derivó en un nuevo enfrentamiento entre Calviño e Iglesias. La vicepresidenta económica asegura que proceder en estos momentos a derogar la reforma laboral sería «absurdo y contraproducente», mientras el líder de Podemos defiende que «lo firmado obliga». Montero fue cuestionada sobre la posición oficial del Ejecutivo, pero su respuesta se limitó a garantizar el compromiso del Gobierno a dialogar con los principales agentes sociales antes de emprender cualquier cambio.

El Gobierno trata de salir al paso de la tormenta política siguiendo la máxima futbolística de que no existe mejor defensa que la aportada por un buen ataque. Ataques dirigidos contra el principal partido de la oposición, un PP al que acusan de pretender utilizar la pandemia para «tumbar» al Gobierno. «La España del no. En este momento solo le apetece hacer ruido. El PP está con la calculadora esperando, como siempre, a tumbar al Gobierno. La derecha de este país nunca admite (que haya Gobiernos de signo distinto)», lamentó la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros celebrado este viernes.

«Los partidos de Gobierno nos hemos sentido solos en estos últimos días», se quejó la también ministra de Hacienda. Montero perseveró en la línea abierta ayer por otros dirigentes socialistas como Ábalos y Simancas, que justificaron su pacto con EH Bildu como la única salida tras el rechazo del PP a «salvar vidas», algo que no pareció contentar a barones socialistas, como Page y Lambán, presidentes de Castilla-La Mancha y Aragón.

La portavoz en Moncloa apuntó directamente contra la séptima planta de Génova, en donde se ubica el despacho del presidente del PP, solicitándole que deje de «mirar de reojo a la ultraderecha», y exigió prestar más atención a lo que dicen «sus presidentes autonómicos».

La presión de Nadia Calviño para no derogar la reforma laboral provoca un cisma en el Gobierno

Fran Balado
La ministra de Economía, en el debate en el Congreso sobre la última prórroga del estado de alarma
La ministra de Economía, en el debate en el Congreso sobre la última prórroga del estado de alarma Europa Press

El líder de Podemos apoya el acuerdo suscrito con Bildu y asegura que se cumplirá, pese a que el PSOE lo niega

 Menos de cinco minutos después de que el marcador electrónico del Congreso reflejase que el Gobierno había logrado salvar la nueva prórroga del estado de alarma, EH Bildu difundía un acuerdo alcanzado con los dos grupos que sustentan al Ejecutivo que ha levantado una nueva tormenta política en Moncloa, con la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, afirmando que abordar la derogación de la reforma laboral en estos instantes sería «absurdo y contraproducente», y el vicepresidente segundo y líder de Podemos, Pablo Iglesias, abanderando el documento firmado con los aberzales.

El texto recoge que EH Bildu se abstendría a cambio de, entre otros asuntos, la derogación «íntegra» y exprés de la reforma laboral. El acuerdo fue cocinado en la trastienda del hemiciclo en pleno debate, a espaldas de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, quien no tuvo constancia del mismo hasta que la prensa se hizo eco de un correo enviado a las 20.23 desde la oficina de información del grupo vasco.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Montero: «El Gobierno es fuerte y está unido»