Sánchez defiende su respuesta social a la crisis frente a la «neoliberal» del PP

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la sesión plenaria de este martes en el Congreso
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la sesión plenaria de este martes en el Congreso Juan Carlos Hidalgo | EFE

El decreto anticrisis se aprueba con la abstención de los populares, ERC y Vox

25 ene 2023 . Actualizado a las 09:05 h.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, aprovechó este martes su comparecencia en el Congreso sobre el Consejo Europeo para presumir de la evolución de la economía española frente a los «profetas del apocalipsis que confunden sus deseos con la realidad». Sánchez aseguró que pronto se recuperarán los niveles de PIB anteriores a la pandemia y recalcó que en España los sueldos de los directivos de la banca son los mayores de toda Europa y es justo pedirles que contribuyan más, al igual que a las grandes energéticas que se benefician del alza de los precios.

En un discurso en tono electoral y marcadamente de izquierda, Sánchez aseguró que el Gobierno pondrá todos los recursos del Estado al servicio de los más desfavorecidos y contrapuso constantemente su respuesta «social» a la crisis con la respuesta «neoliberal» del anterior Gobierno a la crisis financiera, que favoreció, según dijo, a una minoría adinerada mientras los dirigentes «cobraban sobresueldos en A y en B». «Esta vez habrá justicia fiscal para construir justicia social», sostuvo.

Influyente en Europa

Presumió también de que España ha influido en las políticas energéticas que ha adoptado la Unión Europea para luchar contra la crisis y dijo que en el Foro de Davos le preguntaban «cuáles eran las recetas del éxito económico español y si creía que podía servir de ejemplo para otros países». «Se trata de batallar, no de bajar la cabeza. Hoy España se atreve a dar esas batallas en Europa y ha aprendido a ganarlas», indicó.

«El mejor patriotismo es el que reduce la desigualdad y la brecha salarial», aseguró Sánchez en referencia a la manifestación del pasado domingo en Madrid, a la que asistieron el PP, Vox y Cs. El presidente llegó a referirse irónicamente a que «el núcleo de la tierra» está girando en otra dirección para escenificar las dificultades que ha superado su Gobierno.

La portavoz del PP, Cuca Gamarra, le reprochó por el contrario un «triunfalismo económico» que resulta «ofensivo» para los millones de españoles» que sufren las consecuencias de la crisis y le recordó que España va a ser el último país en recuperar el PIB prepandemia. Le afeó también la subida de la inflación, de las hipotecas, del recibo de la luz y de los datos del paro, y aseguró que las medidas de este Gobierno le van a costar a los españoles «200 millones de euros al día en deuda».

Antes del debate, el Gobierno sacó adelante el tercer decreto anticrisis para contener la inflación y paliar las consecuencias de la guerra de Ucrania. Fueron en total 175 votos a favor, 7 en contra y 164 abstenciones. El decreto incluye medidas como la supresión del IVA para los alimentos de primera necesidad y la rebaja del IVA del 10 % al 5 % para aceites y pasta, así como un cheque de 200 euros para hogares con rentas anuales de hasta 27.000 euros.

ERC marca distancias

El Gobierno contó con el apoyo del PNV, EH Bildu, PDeCAT, Mas País y Compromís, pero no con el de ERC, que decidió abstenerse, lo mismo que hizo el BNG. Consciente de que el decreto no peligraba, ERC marcaba así distancias con el Gobierno por la negativa del PSC a anunciar ya el apoyo a los Presupuestos de la Generalitat. Votaron en contra Teruel Existe, la CUP y JxCat.

El PP, al igual que en el decreto anticrisis anterior, se abstuvo al considerar que no se incorporan sus propuestas, como la rebaja del IVA a la carne y el pescado. También Ciudadanos se abstuvo, lo mismo que Vox, lo que hizo que el marcador final registrara solo 11 votos más a favor que las abstenciones.

La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, durante la sesión plenaria en el Congreso de este martes
La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, durante la sesión plenaria en el Congreso de este martes Juan Carlos Hidalgo | EFE

Antes del debate, el Gobierno sacó adelante el tercer decreto anticrisis para contener la inflación y paliar las consecuencias de la guerra de Ucrania. Fueron en total 175 votos a favor, 7 en contra y 164 abstenciones. El decreto incluye medidas como la supresión del IVA para los alimentos de primera necesidad y la rebaja del IVA del 10 % al 5 % para aceites y pasta, así como un cheque de 200 euros para hogares con rentas anuales de hasta 27.000 euros.

ERC marca distancias

El Gobierno contó con el apoyo del PNV, EH Bildu, PDeCAT, Mas País y Compromís, pero no con el de ERC, que decidió abstenerse, lo mismo que hizo el BNG. Consciente de que el decreto no peligraba, ERC marcaba así distancias con el Gobierno por la negativa del PSC a anunciar ya el apoyo a los Presupuestos de la Generalitat. Votaron en contra Teruel Existe, la CUP y JxCat.

El PP, al igual que en el decreto anticrisis anterior, se abstuvo al considerar que no se incorporan sus propuestas, como la rebaja del IVA a la carne y el pescado. También Ciudadanos se abstuvo, lo mismo que Vox, lo que hizo que el marcador final registrara solo 11 votos más a favor que las abstenciones.

El presidente advierte al PP sobre el aborto de que «los derechos conquistados no se cuestionan»

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se refirió durante el debate, sin citarla expresamente, a la polémica sobre el supuesto protocolo antiabortista del Gobierno de Castilla y León impulsado por Vox. «Los derechos conquistados no se cuestionan. Se defienden, se acatan y se ejercen», advirtió, refiriéndose a quienes «por miedo y cálculos poselectorales les tiemblan las piernas para defender los derechos conquistados». Y recalcó que «si a otros les tiemblan las piernas para defenderlos», en referencia al PP, al Gobierno «no le va a temblar la mano, no vamos a ceder ni un milímetro».

Efectos del «solo sí es sí»

La portavoz del PP, Cuca Gamarra, se desvió también del asunto objeto del debate para reclamar explicaciones a Sánchez por la ley del «solo sí es sí». Exigió al jefe del Ejecutivo que «dé cuenta sobre los nefastos efectos» de esa norma que es, según dijo, un problema real de los españoles. «Les digo a las víctimas, que no están solas, que no les vamos a fallar como ha hecho este Gobierno», dijo, instando al Congreso a aprobar una iniciativa para corregir la ley, ya que el Gobierno no está dispuesto a hacerlo. Las víctimas, según dijo, no deberían «estar sufriendo la revictimización de su propio Gobierno».

La portavoz popular se refirió también a la reducción de las condenas por los delitos de malversación y preguntó a Sánchez si dimitirá si hay «revisiones de penas en cascada como ha ocurrido con los violadores» «¿O usted no pone la mano en el fuego ni por Pedro Sánchez?», concluyó.

Reprochó igualmente que los eurodiputados socialistas votaran la semana pasada en la UE en contra de una resolución para instar a Marruecos a respetar la libertad de expresión y prensa.

También el líder de Vox, Santiago Abascal, insistió en la cuestión del aborto y preguntó al jefe del Ejecutivo por qué «temen» que se dé información a las embarazadas y se permita que escuchen el latido fetal. Cargó también contra el PP, al que preguntó «por qué ha desautorizado a su propio consejero de Sanidad», al tiempo que criticó la propuesta de Feijoo de que gobierne la lista más votada calificándola de «antidemocrática».

 

El ministro de Agricultura, Luis Planas y el de la Presidencia, Félix Bolaños, durante la sesión en la que se aprobó el decreto anticrisis

El Congreso convalida el decreto anticrisis con la abstención de PP, Vox, ERC y el BNG

La Voz

El Congreso ha convalidado el decreto de medidas anticrisis para frenar el avance de la inflación y paliar los efectos económicos derivados de la guerra en Ucrania, aunque también se ha aprobado tramitar la norma como proyecto de ley para permitir posibles enmiendas de los diferentes grupos parlamentarios.

La convalidación ha salido adelante con la abstención del PP, Vox, ERC y BNG, mientras que Junts y Teruel Existe han votado en contra y el resto de la Cámara Baja se ha posicionado a favor. La tramitación como proyecto de ley ha sido apoyada por toda la Cámara.

Seguir leyendo