El trampeo masivo y la retirada de nidos ya no bastan contra la velutina

Expertos piden una lucha más selectiva para no afectar a los insectos locales


REDACCIÓN / LA VOZ

«A colocación de trampas para a captura de raíñas pode ser un método importante na loita contra a avespa velutina, xa que cada raíña capturada suporá que haberá un niño menos no contorno». Así arranca el protocolo con el que Medio Rural anima a los apicultores a utilizar el trampeo como método contra la avispa asiática. De hecho, la consellería lleva desde el 2015 repartiendo cebos para este insecto, algo que también hacen algunas asociaciones apícolas. Desde la Xunta incluso proporcionan instrucciones para la elaboración de trampas caseras sencillas a partir de botellas de plástico en cuyo interior se coloca algún atrayente comercial o de elaboración propia. El gran problema es que la mayoría de esas sustancias no solo seducen a la velutina. Abejas y otros insectos también caen en sus redes.

Es por eso por lo que los expertos han empezado a alertar contra el trampeo masivo. En caso de recurrir a los cebos, recomiendan que las trampas se coloquen de manera selectiva, cerca de colmenares que estén claramente amenazados o en zonas donde se prevea una alta presencia de reinas, como las cercanas a cursos de agua, frutales o árboles como los camelios. Otra opción más laboriosa, pues requiere la revisión más frecuente de los artefactos, sería no poner líquido en las trampas para que los insectos no se ahoguen y poder liberarlos si los atrapados no son velutinas.

;
El exterminador de velutinas les da jarabe «de palo» Métodos contra esta especie invasora hay muchos. Tan efectivos como éste, ninguno. Un investigador de insectos ha patentado un brebaje capaz de atraer a miles de ellas en pocos minutos. Es ideal para que los apicultores protejan sus colmenas.

Diversas investigaciones en marcha en Galicia y en otros países tratan de dar con sustancias que resulten atractivas únicamente a las avispas asiáticas. Así, en el campus de Lugo de la USC ya se han conseguido sintetizar dos feromonas que atraen a los machos de la especie invasora. La misma arma esperan tener lista para comercializar en el 2020 investigadores de la Universidad francesa de Tours. Las pesquisas de los científicos también se encaminan a encontrar biocidas que no afecten a otros insectos y que las propias avispas puedan portar hasta los nidos, de manera que afecten a los otros miembros del enjambre.

Retirada de nidos

La eliminación de nidos se ha convertido en la principal actividad de los grupos de emergencias y protección civil en numerosos municipios gallegos. Los métodos son diversos, pero uno de los más habituales pasa por inyectar en su interior un insecticida, bien directamente o bien con una pértiga si se encuentra a gran altura. El principal problema es que la sustancia elegida puede tener una alta toxicidad, como en el caso del Diptron. Según apunta el experto en plagas Lolo Andrade, esto puede derivar en problemas medioambientales e incluso podría convertirse en el talón de Aquiles de la gran esperanza surgida en la lucha contra la velutina: el avejero europeo. Andrade apunta su preocupación ante la posibilidad de que esta ave rapaz pueda intoxicarse al consumir larvas contaminadas con el veneno.

Más inocuo es rociar los nidos con espráis de cipermetrina, letal para las avispas pero menos dañino para el medio ambiente y para quien lo manipula. Los venenos también pueden inyectarse con sistemas más sofisticados, como drones o incluso disparando proyectiles tipo paintball llenos de veneno con una ametralladora importada de EE. UU. con la que cuenta el equipo de Protección Civil de Cambre. Una vez aplicados los insecticidas, los nidos pueden ser retirados manualmente, preferiblemente al atardecer o durante la noche.

Hacer explotar los nidos es otra de las opciones, con el beneficio añadido de que no se dejan restos de sustancias tóxicas en el entorno. Una lanza o pértiga puede servir para colocar un pequeño artefacto que servirá para fulminar el hogar de las avispas invasoras.

;
Explosivos contra la velutina Tanto o más efectivo que la inyección de veneno en las colmenas y con un resultado inmediato que agiliza la eliminación de esta molesta especie invasora. Acompañamos a Protección Civil de Cambre en un espectacuar simulacro de erradicación.

Protección de las colmenas

En cuanto a la protección de colmenares, hay pocos métodos efectivos. Cuando en la zona hay muchos insectos depredadores una opción es colocar sobre las colmenas botes con una mezcla de agua caliente, miel, vinagre, alguna bebida alcohólica (vermú, ron, ginebra, aguardiente) y una gota de detergente. Atraídos por el cebo, los animales acuden y se ahogan. La otra opción es la instalación de arpas eléctricas, un sistema de alambres electrificados separados entre sí por pocos centímetros, los suficientes para dejar pasar a las abejas pero impedir que las velutinas crucen sin tocar el metal y recibir la consiguiente descarga.

;
Las arpas sin música que salvan la vida a las abejas de Campañó Todos los apicultores de esta zona, así como muchos de Marín, se abonan a este método para luchar contra la avispa velutina.

Detectados nidos de velutina en un tercio de los municipios gallegos en lo que va de año

M. P. V.

En Carballo, Pontevedra, Vigo y Santiago se han registrado más de 26 nidificaciones

En lo que va de año ya se han detectado nidos de avispa asiática en 112 municipios. Según los datos proporcionados por la Xunta con fecha de 11 de febrero, en cuatro de esos ayuntamientos -Carballo, Santiago de Compostela, Pontevedra y Vigo- se han localizado entre 26 y 100 nidos. Así las cosas, su eliminación ya se ha convertido en la principal actividad de los grupos de emergencias y protección civil de numerosos concellos e incluso de algunas unidades de bomberos.

Pero ¿cuál es la mejor época para retirarlos? Lolo Andrade responde rotundo: «en calquera momento no que se detecten». Eso sí, apunta que solo es necesario actuar ante nidos en los que haya presencia de avispas. «Os niños baleiros non son preocupantes porque as velutinas non os poden reutilizar» explica, aunque aclara que sí suelen eliminarse para evitar que causen alarma social.

Seguir leyendo

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El trampeo masivo y la retirada de nidos ya no bastan contra la velutina