La Xunta tampoco quiere a niños sin vacunar en las guarderías privadas

Explora vías legales para ampliar la medida que llegará a las públicas en septiembre


Santiago

Hechas las consultas oportunas, la Xunta ha decidido aplicar desde el próximo mes de septiembre la decisión avanzada de no admitir a niños de 0 a 3 años en las guarderías infantiles públicas o concertadas que no hayan cumplido con el calendario de vacunación obligatorio. El Gobierno gallego urgió una respuesta a los servicios jurídicos autonómicos para que los padres que están estos días pendientes de las listas de admisiones tenga conciencia del problema que se les viene encima si aparecen por la puerta de un centro con su hijo en septiembre y no puedan acreditar que tienen al día la cartilla.

Las sucesivas sentencias que se han producido en los últimos tiempos en España a este respecto avalan esta decisión, según los letrados, que no podrán dar por despachado este asunto porque desde la Consellería de Política Social se les ha encomendado explorar las posibilidades legales de que esta medida se pueda extender a las guarderías privadas. «Na nosa opinión debería ser obrigatorio en todas», dijo el presidente Feijoo tras la reunión del Ejecutivo en la que dio luz verde al informe que se publicará hoy en el Diario Oficial de Galicia. Sin embargo, el equipo de la conselleira Fabiola García quiere caminar sobre seguro y no va a acelerar esta decisión hasta que esté bien atada. Si los abogados dan el sí, el Gobierno esperará a encontrar una reforma legal tramitada a través del Parlamento para dejarlo plasmado en alguna ley autonómica.

Llamamiento a las privadas

Feijoo, que ha reclamado públicamente a las guarderías privadas que se sumen «aos estándares de calidade das públicas», es también consciente de que «unha inmensa maioría dos galegos» son cumplidores con el calendario de vacunación de sus hijos, pero recordó que «hai partidos en contra das vacinas e é posible que alguén lles faga caso» -en referencia a algunos miembros de En Marea que han expresado dudas en distintos foros- y que la obligación de su Ejecutivo es alinearse con la medicina y la ciencia «e non xerar problemas, senón protexer aos nenos».

Lo que no tiene tan claro el presidente gallego es qué pasará si unos padres aparecen en la guardería sin cumplir con la exigencia. «Non vai poder matricularse, o avisamos con antelación, o que descoñezo é se hai responsabilidades administrativas», admitió Feijoo, quien también ve más complicado elevar la exigencia de vacunas no obligatorias a los niños de educación primaria. En cualquier caso, nada está cerrado al respecto y es otra de las variables sobre la que deberán pronunciarse los servicios jurídicos de la Xunta, que descartaron de antemano que la medida se pudiera implantar este mismo curso, variando las condiciones que no se requerían hace un año, cuando se abrió la matrícula.

Atención temprana

El Consello da Xunta también autorizó una nueva línea de ayudas dirigidas a los concellos para la consolidación y nueva implantación de nuevas unidades de atención temprana, un servicio considerado «fundamental» por el Gobierno gallego para identificar y actuar sobre los trastornos que puedan sufrir en su desarrollo niños de 0 a 6 años de edad. El presupuesto inicial de esta convocatoria asciende a 1,6 millones de euros - un 17 % más que el año pasado- , permitirá poner en marcha cinco nuevas unidades y premiará a los concellos limítrofes que se unan para ofrecer este servicio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La Xunta tampoco quiere a niños sin vacunar en las guarderías privadas