Los primos y tíos de Rosario Porto reclamarán su cuerpo y se harán cargo del funeral

La familia asegura que «sufre» por las «mentiras» sobre su relación con la madre de Asunta, y pide respeto para su duelo. En la celda en la que falleció se han hallado unas libretas con anotaciones suyas

Rosario Porto y Alfonso Basterra, durante el juicio
Rosario Porto y Alfonso Basterra, durante el juicio

Santiago

Rosario Porto ya no tenía familia directa pero sí primos y tíos que han confirmado que «por supuesto» que reclamarán su cuerpo y que se harán cargo de todos los trámites del funeral. No quieren especificar aún cómo y dónde será ese acto porque es algo que no está decidido y que les gustaría que se celebrase en la más estricta intimidad para evitar una situación que les genere más dolor. «La familia sufre, claro que sufre por las mentiras que tenemos que leer», explican.

La madre de Asunta tiene una decena de primos y algún tío político ya mayor que son los que ya han dado los pasos necesarios ante la Administración para que les entreguen el cuerpo de Rosario Porto cuando los trámites legales tras su suicidio en la cárcel de Brieva (Ávila) finalicen y pueda celebrarse el funeral. Aún no han decidido si será entierro o incineración, ni dónde recibirá sepultura.

A los familiares de Rosario les ha indignado que se haya dicho que no tenía a nadie, unas «mentiras» que «nos hacen mucho daño y sufrimos», por lo que piden respeto.

Además de los primos que siguen viviendo en Santiago, también hay familiares en Madrid y en Francia, según explican fuentes del entorno de la madre de Asunta, condenada junto a su exmarido, Alfonso Basterra, a 18 años de cárcel por el asesinato de su hija el 21 de septiembre del 2013.

Al haberse divorciado de Basterra, él ya no está considerado como familia legal, por lo que no tiene derecho a reclamar su cuerpo. Tampoco a heredar, salvo que así lo dispusiera ella en un testamento que aún no se conoce si existe o no. En ausencia de él, y al estar muertos los padres y la hija de Rosario Porto, que tampoco tenía hermanos, los únicos herederos serían sus primos. Además del dinero que pudiera quedarle en efectivo, la fallecida poseía un importante patrimonio inmobiliario en la ciudad que llegó a estar valorado en unos tres millones de euros.

En la celda aparecieron unas libretas con anotaciones cuyo contenido aún no ha sido revelado

Los funcionarios de la prisión de Brieva (Ávila) que inspeccionaron la celda que ocupaba Rosario Porto tras encontrarla muerta (se ahorcó con la cinta de su bata amarrada a una ventana), hallaron en ella unas libretas con anotaciones manuscritas que están ahora siendo analizadas y cuyo contenido aún no ha sido revelado.

El mayor interés que tendrían estos escritos radica en la posibilidad de que la propia madre y asesina de Asunta explicara en ellos los motivos por los que había decidido quitarse la vida o incluso confesase por qué mató a la niña, de común acuerdo con su exmarido, Alfonso Basterra.

Las libretas forman parte de la investigación interna que ha abierto Instituciones Penitenciarias para esclarecer si hubo algún fallo en la prisión que hiciese posible el suicidio de Porto, que había sido trasladada en marzo de este año a este penal castellano tras su paso previo por los de Teixeiro (A Coruña) y A Lama (Pontevedra).

Todos los secretos que Rosario Porto se lleva con ella tras su muerte

Xurxo Melchor
Rosario Porto, durante uno de los registros a la casa en la que se cometió el crimen
Rosario Porto, durante uno de los registros a la casa en la que se cometió el crimen

Con su muerte en la cárcel de Brieva, la madre de Asunta se marcha sin confesar los motivos por los que ella y su exmarido, Alfonso Basterra, planearon y ejecutaron el crimen de su hija

Del caso Asunta se sabe casi todo. Se conocen los qué, quiénes, cuándo, dónde y cómo de uno de los crímenes más escalofriantes que ha vivido España. Queda, sin embargo, una gran pregunta en el aire: el por qué Rosario Porto y Alfonso Basterra segaron la vida de la hija que adoptaron en China. Los motivos por los que planearon y ejecutaron aquel macabro plan que culminó el 21 de septiembre del 2013 se los lleva Rosario con su suicidio, que aunque en algún momento de estos últimos siete años estuvo a punto de confesar, finalmente no lo hizo y calló un secreto que, salvo que lo haya revelado en una carta o mensaje que aún no ha aparecido, muy probablemente jamás se destapará porque su exmarido y cómplice nunca ha dado la menor muestra de arrepentimiento.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los primos y tíos de Rosario Porto reclamarán su cuerpo y se harán cargo del funeral