El Gobierno impulsa la variante norte, pero aparca los otros tramos de las autovías ourensanas

Miguel Ascón Belver
Miguel Ascón OURENSE / LA VOZ

OURENSE

Las inversiones en materia ferroviaria se concentran en la futura variante exterior.
Las inversiones en materia ferroviaria se concentran en la futura variante exterior. Agos Iglesias

Los presupuestos del Ejecutivo de Sánchez reservan una partida específica para las vías exteriores del AVE, pero no para la estación intermodal

15 oct 2021 . Actualizado a las 21:41 h.

Aunque aún no se ha hecho efectivo en el Boletín Oficial del Estado, el último gran anuncio del Gobierno central para Ourense ha sido la licitación del tramo Eirasvedras-Quintela. Supone el arranque de la variante norte, pero también de la autovía a Lugo (la A-56). Ese compromiso ha quedado reflejado en el proyecto presupuestario del Ejecutivo de Pedro Sánchez con una previsión de dos millones para el año 2022. Según sus planes, la obra estaría terminada en el 2025.

Esa apuesta deja por ahora aparcados el resto de tramos de esa autovía, que aparecen en los presupuestos, pero con partidas que no permitirían iniciar las obras de forma inmediata. Se consignan 100.000 euros para el tramo Quintela-A Casilla, la misma cantidad que para el de A Casilla-Cambeo-San Martiño. Tampoco se esperan avances destacables en la otra autovía que tiene pendiente la provincia, la A-76 (Ourense-Ponferrada). Varios de sus tramos aparecen, igualmente, con 100.000 euros de dotación presupuestaria para el año 2022. Se trata del de Requejo-A Veiga de Cascallá y del de A Veiga de Cascallá-O Barco, ambos en la provincia de Ourense, pero es también la misma inversión prevista para otros tramos en territorio leonés y lucense.

Así las cosas, la mayor inversión prevista en materia de carreteras por el Gobierno central el próximo año en Ourense es para continuar con la ejecución de la conexión entre las carreteras Nacional 120 y Nacional 536 en Valdeorras: 22,9 millones. Se trata de una actuación que facilitará la salida de los camiones del sector pizarrero y servirá de circunvalación para la capital comarcal, pero las obras no avanzaron al ritmo esperado, según denunciaron en reiteradas ocasiones los diputados del PP ourensano.