Los meteorólogos gallegos se confiesan: «El verano no está cumpliendo las expectativas»

SOCIEDAD

XOAN CARLOS GIL

Este miércoles las nieblas seguirán generando un ambiente gris y el fin de semana habrá lluvias débiles

21 jul 2021 . Actualizado a las 11:46 h.

Hoy se cumple un mes de este verano tan inestable, en el sentido de que a la estación le está costando mucho acumular varios días consecutivos con sol y calor. «Por el momento está siendo muy variable y algo por debajo de las expectativas. Salvando la primera quincena de junio, no hemos tenido continuidad en las situaciones de tiempo seco y soleado y, sin embargo, nos han afectado algunos centros de bajas presiones algo más activos de lo habitual», confiesa Juan Taboada, de MeteoGalicia.

Muchos gallegos están criticando la previsión estacional que realizó la Agencia Estatal de Meteorología, que anunció que serían unos meses cálidos y secos. La Aemet responde. «Pues hasta el momento no se está cumpliendo, pero es un poco pronto para hacer un balance porque el pronóstico era para el trimestre julio-agosto-septiembre y aún estamos en julio», reconoce Francisco Infante, delegado en Galicia.

Alguien podría decir ahora que dado las que previsiones estacionales suelen fallar para qué publicarlas entonces. «La mejora de este tipo de predicciones es un campo muy activo de investigación internacional y el objetivo es mejorar su calidad y fiabilidad porque son cada vez más demandadas por muchos sectores de la sociedad, y aquí entra la cuestión de su utilidad. Entre los sectores que más las demandan se encuentran la gestión del agua (embalses y acuíferos), la agricultura, la energía y el turismo», añade Infante. Es decir, la población demanda una información y la ciencia responde.

Hay, además, otro asunto que estos días se comenta mucho a propósito de las nieblas. El cielo está cubierto parece una prueba definitiva de que la estación está siendo húmeda y fría, cuando no tiene porque ser así. «Las nieblas pueden influir en el recuento de horas de sol, pero salvo cuando son muy densas no dejan apenas precipitación. De hecho en lo que llevamos de julio, solamente algunas zonas de las Rías Baixas han alcanzado cantidades normales por la situación que tuvimos entre el 1 y el 6.

El resto de la comunidad estaría todavía con un mes seco, a expensas lógicamente de lo que pueda suceder en estos próximos 10 días», apunta Taboada. «En las regiones ecuatoriales (selvas y junglas) tanto la temperatura y como la humedad relativa suelen ser muy altas», añade Infante.

Las condiciones actuales, en realidad, no son el problema. El enemigo de verdad llega el fin de semana: un frente que sí dejará lluvias. En cuanto a la jornada de hoy la previsión apunta una vez más que se formarán nieblas costeras. Además, en el interior de la comunidad la presencia de aire frío en las capas altas de la atmósfera podría propiciar la formación de tormentas. Las temperaturas siguen dejando un notable contraste entre el este y el oeste de la comunidad. 

Niebla de advección, el fenómeno que une a Galicia y California

Xavier Fonseca

Los gallegos que viven en la costa no hablan de otra cosa: la niebla que ha frustrado sus planes de playa. El disgusto está siendo tremendo si se tiene en cuenta que Galicia disfruta en estos momentos de una influencia intensa del anticiclón de las Azores, algo que se puede apreciar perfectamente en las provincias de Lugo y Ourense, donde no hay rastro alguno del aire marítimo. Ayer las temperaturas máximas alcanzaron los 37 grados en localidades como Vilamartín de Valdeorras, mientras que otras como O Grove apenas superaron los 20 grados.

La niebla de advección que cubre el extremo oeste de la comunidad está directamente relacionada con el tipo de anticiclón y con uno de los efectos que genera: el afloramiento de aguas frías y profundas. En este sentido, la nube baja que aparece de forma súbita y coge desprevenidos a la bañistas no es para nada un fenómeno exclusivo del litoral gallego. Para empezar, estos días el aire marítimo cubre también casi toda la costa portuguesa, donde afloran aguas gélidas. Además, este tipo de humedad es habitual en California.

Seguir leyendo