Ten 150 minutos semanales de sexo y estarás en forma

Esto no es un «clickbait». Pero tampoco te lo tomes como algo milagroso. Lo mejor es practicar algún tipo de deporte. Pero, si no puedes o no te apetece, hay otras formas muy placenteras de mantener una condición física saludable


Estás camino de los cuarenta. Tus dos deportes de cabecera siempre han sido el sillonball y el levantamiento de barra. Y tus prioridades laborales y domésticas, junto con el cansancio, se traducen en falta de tiempo. Pero como tus padres te hicieron con tanto mimo y conciencia, has desarrollado una genética envidiable, por lo que tu cuerpo no se resiente en los primeros años y seguramente ignoras que en realidad se va produciendo un daño «soterrado» desde la infancia. Por eso, nunca te preocupó eso de estar en forma. Sin embargo, un día te levantas y te da miedo lo que puede haber después de los 39. Crees que debes activarte. Y estás en lo cierto. Porque, además de que es bueno que lo hagas, estás a tiempo.

Así que, con la ayuda de Manuel Giráldez y Eliseo Iglesias (profesores de la Facultad de Ciencias del Deporte y la Educación Física de la UDC), no vamos a intentar animarte para que des el paso. Vamos a conseguir que lo des. Es más sencillo de lo que piensas. Incluso, divertido. Ahí va un pequeño adelanto: practicar sexo dos horas y media a la semana no solo te va a servir para pasarlo bien, sino que te computa como el mismo tiempo de ejercicio moderado. Y ahora es cuando vas y dices que moderado, moderado... Que cuando tú estás en faena tiemblan los cimientos del edificio. Pero bueno, los expertos lo consideran moderado y yo ahí solo puedo hacer constar en acta tu protesta alegando que lo das todo y más. Un aplauso.

Pero no nos descentremos y vamos al tema. Nunca mejor dicho. Tener una buena condición física es vital. Nuestros expertos lo sostienen en una revisión hecha en un documento publicado junto a Eduardo Carballeira sobre el covid-19Exercicios nos tempos do covid»). Aquellos enfermos que al pillar el bicho gozan de una buena forma por haber practicado ejercicio con regularidad, o simplemente por ser físicamente activos, pueden tener una mejor recuperación, más corta y más eficaz que personas sedentarias. Algo que puede parecer lógico, pero que estos profesores universitarios documentan.

«Estas personas tienen una mayor reserva funcional, lo que significa que su organismo posee más capacidad para afrontar situaciones desfavorables. Además, disponen de un sistema inmune que funciona mejor. Reducen la situación de inflamación que se asocia con el sedentarismo y exceso de grasa corporal. Y, por último, ven disminuidos los factores de riesgo y presencia de otras enfermedades, como las famosas patologías previas, que aumentan el riesgo de complicaciones y de mortalidad», relata Giráldez.

Esta fortaleza frente al coronavirus no es una excepción. Aquellos que poseen una condición física óptima presentan numerosas mejoras a nivel de salud. No te vamos a relatar ahora todas y cada una de las enfermedades que evitarías aumentando tu actividad física, porque podríamos aburrirte. Solo decirte que desde beneficios para el corazón hasta en la prevención del Alzheimer. Incluso esa tara tuya de que tienes memoria de pez y nunca te acuerdas de una puñetera fecha de cumpleaños. Uno de los motivos está en tu sedentarismo. Así como lo oyes. Y no lo digo yo, lo dice Wendy Suzuki, prestigiosa neurocientífica, que asegura que «la actividad física tiene efectos inmediatos en el funcionamiento del cerebro». Pero si el tema de la memoria te da pereza y tu historial médico está inmaculado, pues volvemos al tema del sexo. Que eso sí que te pone. Y te contaré que igual que los 150 minutos semanales te permitirán mantener un estado físico aceptable, insisto, tampoco es la panacea. Y te diré que si haces ejercicio, mejorará tu vida sexual. Esto os lo cuento para los chicos y para las chicas. O, mejor dicho, os lo cuenta Eliseo Iglesias. El director de la cátedra SXD Galicia activa, que financia la fundación Deporte Galego, es claro: «La actividad física tiene incidencia en la mejora del riego cardiovascular. Por lo tanto, puede ayudar en lo que a problemas de erección se refiere. A nivel femenino, tras los partos, la musculatura del suelo pélvico o perineo puede deteriorarse. Determinados ejercicios para esa musculatura, por ejemplo con un firball, pueden tener un efecto beneficioso en las relaciones sexuales».

Otro beneficio está a la hora de dormir. El ejercicio tres o cuatro horas antes de acostarte te ayudará a conciliar el sueño. «En todo esto hay que dejar claro que hablamos de gente del común. No que practique deporte de alto nivel, que ahí ya sabemos que puede llegar a ser nocivo y, en el caso de una actividad intensa antes de acostarte, te puede desvelar».

La mejor medicina

Para los expertos, «la actividad física es la mejor medicina que hay». Tanto es así que Eliseo Iglesias incide en que «la Asociación Americana del Corazón recomienda incluir la valoración de la condición física cardiorrespiratoria como un marcador más a nivel médico, como el colesterol, la tensión arterial o el hábito de fumar». Una gran medicina de inmediato efecto: «En cuanto empiezas a hacer algo ya notas un beneficio. Pero a partir de tres o cuatro semanas las mejoras son bastante notables desde el punto de vista funcional. Otra cosa es luego moldear tu cuerpo», subraya Iglesias. Además, para milagros, Lourdes o Fátima. Aunque tengas la edad que tengas, estás a tiempo de mejorar tu condición física, pero siempre que «el ejercicio se incorpore a tu estilo de vida. No puede ser una pastilla que te tomas cuatro semanas y ya queda para siempre», recuerda Giráldez.

Y, aunque lo mejor es siempre ponerse en manos de un experto, si tu vagancia o tu economía te lo impiden, que sepas que en tu día a día tienes un sinfín de fórmulas para evitar el sedentarismo. La mejor, huir en casa todo tipo de aparatos motorizados. O, si los usas, aprovechar el tiempo libre que ganas para disfrutar haciendo ejercicio y cuidando tu salud. Que la rumba está muy bien. Pero la catalana que cantaba Peret. En casa, mejor coge una escoba o una aspiradora, que así te ejercitas. Igual sucede con el mando a distancia. «Levántate y anda», dijo Jesús a Lázaro. Yo añado: «Y aparca el mando a distancia». Así que ya sabes, como más vale prevenir que curar y nunca es tarde si la dicha es buena, hacer ejercicio es el mejor plan de pensiones que existe. Porque el cuerpo, a diferencia de los bancos, es muy agradecido y te lo devolverá. Incluso, con intereses. Pues eso, ahora que sabes que con 150 minutos semanales de sexo a la semana llega... ¡A jugar!

Tres beneficios de hacer ejercicio

  1. Te hace más fuerte contra el covid-19. Los pacientes que al infectarse gozaban de una buena forma física tuvieron una mejor recuperación que las personas sedentarias, gracias a un organismo con más capacidad para afrontar el virus.
  2. Es bueno para la salud y la memoria. Entre las enfermedades que el deporte ayuda a evitar están las cardiovasculares y prevenir el Alzheimer. También mejora la memoria, dado que tiene efectos en el funcionamiento del cerebro.
  3. Mejora el sexo. La actividad física activa el riego cardiovascular, por lo que también ayuda en los problemas de erección. En el caso de las mujeres, hay ejercicios para reforzar la musculatura y aumentar el placer tras el parto.

¿Y tú cuánto duras?

Silvia Ramos

EL ACTO SEXUAL ES CUESTIÓN DE MINUTOS Pon el contador a cero y déjate llevar, pero no demasiado. La media española está entre los siete y los trece minutos. Si no lo crees, coge el cronómetro.

Últimamente la directriz que tengo es que a todos los reportajes hay que ponerles cara, así que le voy a echar mucho morro. ¿Cuánto debe durar el placer para que sea realmente placentero? La media de duración del coito está entre los siete y los trece minutos. Ese es el dato? ¿será la realidad? La respuesta es sí. La sexóloga Aránzazu García corrobora esta media. «Se adapta a lo que yo suelo tratar en mi consulta. Los trece minutos son creíbles, pero hay que tener en cuenta que no todas las encuestas miden lo mismo. Mientras que muchos datos se refieren únicamente al acto en sí otros engloban los preliminares. Si hablamos estrictamente de lo primero, yo diría que la media sí está entre los siete y los trece minutos», indica la experta. Espera, espera, que sé lo que estás pensando. La cosa se complica, porque Aránzazu nos dice que este examen tiene dos partes. Pues vamos allá.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ten 150 minutos semanales de sexo y estarás en forma