La jueza De Lara sigue en su puesto en Lugo a la espera del Supremo

Puede seguir adelante con sus casos a la espera de lo que dictamine el alto tribunal, su última instancia antes de dejar el número 1 de Lugo

La jueza Pilar de Lara, entrando esta mañana al juzado
La jueza Pilar de Lara, entrando esta mañana al juzado

lugo

La jueza Pilar de Lara ha vuelto a acudir esta mañana, como todos los días, al juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, donde sigue trabajando y manteniendo causas a pesar de que ha sido sancionada -por unanimidad- por el pleno del Consejo del Poder Judicial con suspensión de empleo y sueldo durante siete meses y un día. Esa sanción conlleva la pérdida de su plaza en Lugo, aunque no es efectiva por ahora. Las razones que ha argumentado para esa sanción están en el descontrol de su juzgado, la acumulación (hasta 65 causas abiertas a la vez) y demora en la resolución de instrucciones, y la falta de informes periódicos que debía remitir. Su resolución -en respuesta a un recurso de la propia afectada- es contundente sobre su actuación.

De Lara sigue al frente del juzgado porque cuando le comunicaron la sanción del CGPJ, su propio abogado anunció que lo recurriría ante el Tribunal Supremo, y en estos casos el Consejo suele permitir que el sancionado siga en su puesto a la espera de lo que decida ese recurso

Por ello Pilar de Lara sigue al frente de su juzgado aunque la sanción le fue comunicada hace exactamente un mes, el ocho de octubre. Le queda aún hasta el ocho de diciembre, para presentar el recurso ante el Supremo. Por tanto, probablemente hasta el mes de enero no habrá decisión judicial, y la jueza seguirá en su puesto de trabajo hasta entonces, incluso en el caso de que el alto tribunal no le acepte el recurso. Su defensor ha llegado a anunciar que podría llevar el caso hasta Luxemburgo.  

Pilar de Lara, la jueza que cambió la vida de Lugo

la voz

La magistrada recurrirá la sanción del CGPJ ante el Supremo porque quiere cerrar sus causas este año

Nacida en el año 1971 en Cartagena, Pilar De Lara Cifuentes llegó al Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo en el 2007, procedente de Mieres. Al poco tiempo de llegar a la ciudad de las murallas empezó a abrir macrocausas de todo tipo, metiendo el diente a instituciones como la Guardia Civil, la Policía Nacional, empresarios, políticos y proxenetas. Al principio tuvo el respaldo de sectores sociales de una tranquila ciudad como Lugo, pero con el paso de los años fue ganando enemistades. Muchos la acusaron de que sus investigaciones iban dirigidas contra el PSOE, pero con la operación Pokémon entró también en las filas del PP.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La jueza De Lara sigue en su puesto en Lugo a la espera del Supremo