Los viajes desde Madrid a Galicia se disparan un 25 % con la desescalada

La fase 1 en la capital multiplica los desplazamientos hacia A Mariña y las Rías Baixas

Frontera entre Galicia y Castilla y León sin controles
Frontera entre Galicia y Castilla y León sin controles

Redacción / La Voz

El 22 de mayo, cuando el gobierno de Isabel Díaz Ayuso ya había recurrido ante el Supremo la decisión del Ministerio de Sanidad de mantener su comunidad en fase 0, se registraron más de 1.600 desplazamientos entre Madrid y Galicia. A pesar de las restricciones de movilidad impuestas por el estado de alarma, cientos de personas viajaron desde la capital española hacia A Coruña, Vigo, Ourense, Santiago, Pontevedra y Sanxenxo, los seis principales destinos ese viernes según el análisis a los datos de movilidad que elabora diariamente el Ministerio de Transporte a partir de 13 millones de líneas de teléfono móvil.

Al viernes siguiente, el primer fin de semana con fase 1 para los madrileños y de fase 2 para los gallegos, la movilidad desde esa comunidad con destino a Galicia se incrementó en un 25 %. El Ministerio contabiliza cerca de 2.000 viajes el día 29 de mayo y Lugo se cuela entre los seis principales puntos de llegada, en detrimento de Sanxenxo, que cae varios puestos tras el flujo de turistas de la semana anterior.

 

El mayor aumento de desplazamientos se observa en O Porriño, donde los viajes desde Madrid se multiplican por siete en comparación con el viernes 22. También se disparan hacia Monforte, Culleredo y A Merca, en este último caso con 37 líneas de teléfono que inician su recorrido a las diez de la mañana, por lo que podrían tratarse de rutas de transporte de mercancías. Y es que, pese al aumento de la movilidad que habría propiciado la desescalada en ambas comunidades, el principal motivo de los desplazamientos siguen siendo de ámbito laboral. Como ejemplo Arteixo, donde tiene sede Inditex, y que aparece entre los veinte principales ayuntamientos. O el propio O Porriño, cuyo polígono de As Gándaras acoge numerosas empresas, entre ellas el centro logístico de Amazon en Galicia.

Los vecinos de A Mariña son quienes más han notado la llegada de viajeros madrileños. El 22 de mayo no llegó nadie a Foz y Viveiro desde la capital del estado. Una semana después se registraron 35 y 24 desplazamientos desde Madrid, respectivamente, según las estimaciones realizadas a partir del seguimiento de móviles. El 29 de mayo se estrenan también como destino otros puntos costeros como A Pobra do Caramiñal, Marín, Burela, Moaña o Ares. En total son 32 los concellos que recibieron madrileños el viernes pasado y que no lo habían hecho el viernes anterior.

Siete de cada diez conexiones entre Madrid y Galicia tuvieron como lugar de llegada las provincias de A Coruña y Pontevedra, con el 35 % y el 33 % del total de movimientos cada una, mientras que Lugo solo representó el 12 % y Ourense el 20 % restante. Casi un centenar de ayuntamientos gallegos —98 en total— recibieron la visita de personas procedentes de Madrid. Más de la mitad de estos desplazamientos se realizaron al mediodía, entre las doce y las cuatro de la tarde. El análisis a los ficheros permite comparar el número de flujos a un destino y su total de kilómetros, una cifra que varía en cada caso ya que Transportes considera como un mismo viaje el que se hace entre el punto de inicio y el de llegada, independientemente de que haya conexiones aéreas o ferroviarias por el medio. Así, los recorridos más largos se hicieron hacia Ponteceso, Narón, Coristanco, Malpica de Bergantiños y Ares, los cinco en la provincia de A Coruña.

El efecto cuarentena

El físico Alberto Hernando, de la empresa Kido Dynamics —que trabaja para el Gobierno de España elaborando modelos de movilidad e incluso ha colaborado con el CSIC para ver como se expande el virus— confirma esos mismos datos, en los que influyen de manera importante los desplazamientos por motivos laborales. «Si sumamos el total, se puede ver el efecto de la cuarentena, aunque aún hay cada día unos 2.000 residentes de Madrid visitando la comunidad», señala el experto, que ha elaborado las tablas diarias de viajes entre la capital y cada una de las provincias gallegas entre el 1 de marzo y el 31 de mayo, en las que se percibe que esos intercambios «van subiendo poco a poco» a medida que avanzan las semanas.

Ausencia de controles en la frontera entre Galicia y Castilla y León

Óscar Cela / Miguel Villar / M. G. / R. N. / O. S.
;
Escaso tráfico y menos controles en la frontera entre Ourense y Zamora Autovía

Dos equipos de La Voz recorren las principales vías de entrada a la comunidad. Por la A-52, y a lo largo de 175 kilómetros, solo se encontró un control.  Por la A-6, ninguno

No había esta mañana de jueves demasiada tensión en el control de movimientos de vehículos en la frontera de Galicia con Castilla y León, una autonomía que además lleva (salvo el área sanitaria de El Bierzo) un retraso en el proceso de desescalada de una fase con respecto al territorio gallego. La preocupación, por el contrario, va desde hace días en aumento en algunas de las villas costeras de Galicia que en época estival multiplican su población con la llegada de veraneantes, muchos de ellos de fuera de la comunidad. Ponían voz inicialmente a este temor alcaldes de localidades de la Rías Baixas y la Mariña lucense, pero también de la Rías Altas. Se hacían eco de quejas y denuncias vecinales que advertían del aumento de la presencia foránea cuando aún está vigente el estado de alarma. Advertían de llegadas anómalas de personas que procedían de otras zonas de España, especialmente de Madrid, con la desconfianza que genera la aún grave situación de la epidemia en la capital de España y su entorno inmediato.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

Los viajes desde Madrid a Galicia se disparan un 25 % con la desescalada