El vasco que cogió en Irún su monopatín eléctrico y llegó hasta la Praza do Obradoiro

André Siso Zapata
ANDRÉ S. ZAPATA LUGO / LA VOZ

LUGO

Ion Sánchez, peregrino que usa un monopatín eléctrico para hacer el Camino de Santiago
Ion Sánchez, peregrino que usa un monopatín eléctrico para hacer el Camino de Santiago ALBERTO LÓPEZ

Ion Sánchez terminó ayer la Ruta Xacobea usando un «skateboard» eléctrico

07 jun 2021 . Actualizado a las 17:13 h.

Hasta en las cosas más tradicionales hay espacio para la innovación. A pesar de contar con al menos 12 siglos de historia, el Camino de Santiago no se libra de que sus peregrinos se adapten a los tiempos. La experiencia de la Ruta Xacobea se puede vivir de muchas formas, pero la de Ion Sánchez es una de las más curiosas que los participantes en el Camino han visto en mucho tiempo.

Este instructor de «snowboard» y surf, originario de la localidad vasca de Mondragón, reside en Suiza desde hace tres años. Justo antes de mudarse, tuvo su primer contacto con el Camino, recorriendo la variante francesa del mismo, y quedando «maravillado con la experiencia y con los paisajes recorridos», según dice. Ahora, ha querido repetir el viaje, pero añadiéndole una pizca de modernidad, adaptada también a su gusto personal.

«A mí me pones una tabla y mi instinto es subirme en ella», bromea Sánchez. Además del «snowboard» y el surf, con los que se gana la vida enseñando a primerizos, este peregrino adora también el «skateboard». Así, eligió emprender esta aventura con su monopatín eléctrico. Este utensilio, creado por Evolve, una empresa de tecnología que patrocina el viaje de Sánchez, se recarga en solo dos horas, y tiene una autonomía de casi 40 kilómetros. «Lo malo es que una parte del camino, alrededor del 25 %, lo he tenido que hacer con el 'skate' a cuestas, porque el terreno no me permitía ir subido en él», dice Sánchez, «sobre todo al principio, en el País Vasco, porque luego el terreno ya mejora y hay más recorridos adaptados a estas ruedas».

Comenzó su viaje en Irún hace 18 días, y lo terminó ayer mismo, llegando a Santiago para recibir su compostela por segunda vez en tres años. «Ya hice el Camino en el 2018, pero en bicicleta. Era la idea a repetir este año, pero mis compañeros de Evolve me convencieron para intentarlo con el ‘skate’, y no podíamos haber acertado más. Ha estado genial», explica Sánchez.

Este sábado sufrió una caída llegando a Sobrado dos Monxes que le obligó a parar durante unas horas, pero fue el único incidente sufrido en un trayecto que él mismo define como «una experiencia increíble».

«La próxima vez vendremos cuatro y haremos el Camino desde Suiza»

El viaje por el Camino Norte de Ion Sánchez podría ser el paso intermedio entre su primera experiencia en la Ruta Xacobea y la más especial, que ya está preparando. «Estamos haciendo un documental de este viaje con Evolve. Si quedan contentos con el resultado, la próxima vez vendremos cuatro personas desde Suiza a hacer el Camino Francés con el ‘skateboard’ eléctrico. Queremos documentar dos meses de viaje por Francia y España», explica. Dice, además, que este viaje ha supuesto «abrir un camino» para demostrar que se puede hacer y que es digno de realizar un documental más amplio y preparado.

Admite que, al principio, esta idea le parecía «una locura», pero el resultado «no podría haber sido mejor». Destaca la amabilidad de la gente que le acogió durante el viaje y la belleza del Camino, sobre todo en las zonas de costa que visitó. «Paré en Castro Urdiales, en Langreo y en San Vicente de la Barquera para hacer surf, y en todos los sitios me trataron genial», cuenta. «Ya he estado otras veces en Galicia, sobre todo surfeando, y es una tierra maravillosa y acogedora, por eso quiero que mis compañeros y amigos de Suiza puedan venir a disfrutar lo que yo ya he disfrutado», dice. El público puede seguir su historia a través de su cuenta de Instagram, @iontwo.

Cazado en moto adelantando por un cebreado

Lugo, la provincia con más denuncias a motoristas por exceso de velocidad

José Manuel Pan

Las patrullas de la Guardia Civil formularon 701 denuncias a motoristas el pasado fin de semana durante un dispositivo de vigilancia especial en toda España que había sido previamente anunciado por la Dirección General de Tráfico. La mayor parte de esas denuncias fueron por exceso de velocidad (297) y Lugo fue la provincia con más infracciones de ese tipo detectadas en carreteras convencionales. Murcia fue la comunidad con más excesos en autopistas y autovías. En las carreteras lucenses se tramitaron el 33 % de los expedientes a motoristas por superar los límites establecidos.

El dispositivo de vigilancia se desarrolló fundamentalmente en las carreteras convencionales, en las que se producen el 85 % de los accidentes mortales de motoristas. Las patrullas de la Guardia Civil controlaron a casi veinte mil motocicletas durante los tres días del fin de semana, y además de los excesos de velocidad, detectaron otro tipo de infracciones. La segunda más cometida fue la de circular sin tener la ITV en vigor, por lo que se tramitaron 78 denuncias. A esos dos incumplimientos más frecuentes les siguieron el uso de silenciadores defectuosos, la realización de adelantamientos antirreglamentarios, no respetar las líneas continuas, defectos en la documentación, no utilizar el casco (18 casos), carecer de seguro obligatorio y dar positivo en alcoholemia (14 casos) o en drogas (6)

Seguir leyendo