El vasco que cogió en Irún su monopatín eléctrico y llegó hasta la Praza do Obradoiro

André Siso Zapata
ANDRÉ S. ZAPATA LUGO / LA VOZ

LUGO

Ion Sánchez, peregrino que usa un monopatín eléctrico para hacer el Camino de Santiago
Ion Sánchez, peregrino que usa un monopatín eléctrico para hacer el Camino de Santiago ALBERTO LÓPEZ

Ion Sánchez terminó ayer la Ruta Xacobea usando un «skateboard» eléctrico

07 jun 2021 . Actualizado a las 17:13 h.

Hasta en las cosas más tradicionales hay espacio para la innovación. A pesar de contar con al menos 12 siglos de historia, el Camino de Santiago no se libra de que sus peregrinos se adapten a los tiempos. La experiencia de la Ruta Xacobea se puede vivir de muchas formas, pero la de Ion Sánchez es una de las más curiosas que los participantes en el Camino han visto en mucho tiempo.

Este instructor de «snowboard» y surf, originario de la localidad vasca de Mondragón, reside en Suiza desde hace tres años. Justo antes de mudarse, tuvo su primer contacto con el Camino, recorriendo la variante francesa del mismo, y quedando «maravillado con la experiencia y con los paisajes recorridos», según dice. Ahora, ha querido repetir el viaje, pero añadiéndole una pizca de modernidad, adaptada también a su gusto personal.

«A mí me pones una tabla y mi instinto es subirme en ella», bromea Sánchez. Además del «snowboard» y el surf, con los que se gana la vida enseñando a primerizos, este peregrino adora también el «skateboard». Así, eligió emprender esta aventura con su monopatín eléctrico. Este utensilio, creado por Evolve, una empresa de tecnología que patrocina el viaje de Sánchez, se recarga en solo dos horas, y tiene una autonomía de casi 40 kilómetros. «Lo malo es que una parte del camino, alrededor del 25 %, lo he tenido que hacer con el 'skate' a cuestas, porque el terreno no me permitía ir subido en él», dice Sánchez, «sobre todo al principio, en el País Vasco, porque luego el terreno ya mejora y hay más recorridos adaptados a estas ruedas».