Patrocinado porPatrocinado por

El astillero de Viana do Castelo recibirá 24 millones de inversión para reparar los mayores buques del mundo

Alejandra Pascual Santiago
alejandra pascual VIGO / LA VOZ

SOMOS MAR

El astillero West Sea ocupa desde el 2014 las instalaciones del los históricos Estaleiros Navais.
El astillero West Sea ocupa desde el 2014 las instalaciones del los históricos Estaleiros Navais. APDL

Martifer construirá un dique seco de 220 metros para poner a punto embarcaciones de hasta 300 metros de eslora. La factoría se sitúa a 60 kilómetros de Vigo

19 jun 2024 . Actualizado a las 01:54 h.

Es una de las mayores inversiones lanzadas sobre el sector naval del noroeste peninsular en lo que va de siglo. El grupo portugués Martifer movilizará 24 millones de euros para la construcción de un nuevo dique seco en los antiguos Estaleiros Navais de Viana do Castelo. Así lo anunció ayer la Administración del Puerto de Leixões (APDL), que explicó que el objetivo de esta infraestructura será captar contratos de reparación de buques panamax de hasta 305 metros de eslora.

La compañía metalúrgica Martifer ha diseñado un dique seco de 220 metros de largo y 45 de ancho. Estará a sesenta kilómetros de Vigo. Será el muelle tres del astillero portugués y «se ubicará en la antigua rampa de lanzamiento, alineada con el muelle de Bugio», explica la APDL. Esta inversión «añadirá capacidad de producción y creará nuevos puestos de trabajo» en las instalaciones que explota desde el 2014 el astillero West Sea. Es una propuesta ambiciosa si se compara, por ejemplo, con la infraestructura del naval vigués, ya que en la ría tan solo Metalships dispone de un dique en su caso flotante de y de 160 metros de longitud.

La inversión prevista por Martifer (matriz del astillero West Sea) está alineada con las obras que acomete el propio Puerto de Leixões, decidido a traer hasta sus muelles a los buques de mayores dimensiones del mundo y dinamizar sus tráficos. La institución lusa ya da pasos en este sentido, al avanzar en las tareas de ampliación de su dique exterior, que prolongarán en 300 metros. Es un proyecto histórico que desempolvaron a comienzos del 2023 y ahora avanza a velocidad de crucero. Una vez concluida, la nueva infraestructura será una amenaza competitiva para el Puerto de Vigo, situado a 160 kilómetros de distancia e igualmente centrado en incentivar el tráfico de contenedores.

El dique seco que proyecta Martifer complementará los futuros servicios de la APDL al ofrecer el servicio de reparación de los panamax que prevén operando en las terminales de Oporto a corto plazo. Para el naval vigués el proyecto puede ser una buena noticia, ya que el astillero West Sea acostumbra a confiar contratos a la industria auxiliar. Recientemente, esta factoría firmó siete contratos de nueva construcción.

Avance de las obras de prolongación del dique exterior de Leixões.
Avance de las obras de prolongación del dique exterior de Leixões. APDL