Running para conocer las ciudades

Con las zapatillas en la maleta. Los amantes del deporte llevan toda la vida haciéndolo. Cuando viajan, ya sea por trabajo o por placer, siempre meten un par de zapatillas en el equipaje. Aplicaciones como Strava o los running tours repartidos por medio mundo, te amplían la experiencia


Disque agora chámase #sightrunning -etiqueta lanzada para su lucimiento en redes sociales-, pero existe desde siempre. Y no cuesta nada. Llega con meter unas zapatillas en la maleta y adentrarse en el parque del Retiro en Madrid, conocer Sevilla mientras se entrena al pie del Guadalquivir o recorrer la ría de Bilbao, sumando kilómetros frente al imponente Guggenheim al amanecer. Son experiencias que, para los más avezados, pueden llegar a resultar casi místicas. La capital vasca, por ejemplo, ofrece la posibilidad de ir aprendiendo sobre la ciudad mientras transitas por las diferentes rutas a escoger -según el tiempo y los kilómetros que quieras hacer- de los Running Tours Bilbao y de la web Go! Running, aunque a 60 euros por persona en sesión individual. En Madrid y Barcelona hay recorridos personalizados y casi todas estas comunidades runners te recogen en el hotel y te llevan de vuelta a él. Algunos guías, incluso, se paran varias veces durante el recorrido para que puedas hacer fotos.

¿Haces turismo mientras corres o corres mientras haces turismo? Las dos cosas. Hay una forma de conocer mundo, que es cuando el propio circuito de carreras, maratones y trails al que estás enganchado te arrastra gustosamente de un lado para otro. No es raro el atleta que confiesa haber ido de Galicia a Valencia por primera vez solo para participar en el maratón. Este mes, 32.000 personas volaron el primer fin de semana de diciembre para correr los 42K y el diez mil. «El avión para Valencia estaba lleno de gente de A Coruña», comenta Roi Barros, que participó en la prueba.

«Este es el running directamente turístico. Tanto el maratón como el medio maratón están en crecimiento absoluto. En Valencia van de récord en récord».

TURISMO A LA CARRERA

Una cosa es el turismo asociado a las carreras y, otra, la carrera asociada al turismo, que es lo que ahora se ha bautizado como sightrunning. Aunque hay quien practica ambas corrientes, como Roi Barros, que suele correr cuando viaja. «A mí me gusta. Este año, por ejemplo, salí por Viena y Praga a hacer unos trotes y es una forma de ver la ciudad de otra manera. Hay aplicaciones como Strava que te ayudan y puedes consultar los recorridos que hace otra gente para buscar rutas. Yo prefiero madrugar y ver las urbes con menos gente, más tranquilas. Lo hice tanto en Valencia como en Praga y en Viena. Hoy en día, todas las ciudades tienen una zona donde suele correr la gente, ya sea un parque, un paseo fluvial o un paseo marítimo».

Noelia Papín, actriz y entrenadora del Club de Atletismo Sada, es una de esas corredoras que siempre se llevan las zapatillas en el avión. «Aproveito para saír correr, así coñezo a cidade moito mellor. Corrín en Porto, en Miami, en Cuba (cunha calor terrible) ou en Burgos (con frío polar). Nalgún outro sitio non puiden por non ser seguro, coma en Exipto, pero se podo, sempre o intento», añade Papín, a quien podremos ver en la próxima temporada de la serie Serramoura como la abogada de Dona Teresa.

Víctor Salgado, abogado TIC en Pintos&Salgado, también lo hace siempre que viaja. «Lo que me gusta es buscar zonas verdes y apartadas del turismo. Aunque corres el riesgo de perderte (una vez estuve a punto, en el Parque Englischer Garren de Múnich), descubres sitios estupendos y te metes un poco en la vida diaria del lugar».

Por su parte, la atleta Uxía García Díaz también tiene esa costumbre. «Llevo haciendo deporte toda la vida, porque ya desde pequeña iba con mi padre o mis tíos a correr. Cuando viajo, si voy a hacer alguna carrera, sí aprovecho para salir a entrenar. Pero, si voy de vacaciones para desconectar o conocer algún sitio depende, porque mi turismo suele ser muy activo, llego tan muerta al hotel que pocas veces me quedan ganas de correr».

Lo que sí hace Uxía es viajar para participar en determinadas competiciones: «A veces, preparo alguna carrera o trail si me voy de vacaciones y me coincide por fechas». La motivación inicial puede ser a la inversa. «Hace poco, fui a los 21K de Valencia porque no conocía la ciudad y es otra forma de hacer turismo».

Quien también suele salir a correr cuando viaja es Pastora Vázquez. «Y el hotel debe tener gimnasio sí o sí. Correr en un sitio distinto es siempre una maravilla, cambiar los paisajes, callejear... además como soy runner madrugadora, voy de avanzadilla para luego llevar a la family a uno u otro sitio».

Aunque hay muchas opciones porque se trata de una tendencia consolidada en las principales capitales del mundo, una de las que cuenta con mayor implantación es Go! Running, fundada en el año 2013 en Copenhague (Dinamarca), cuenta con city managers en más de 60 destinos, los más cercanos para nosotros: Barcelona, Madrid, Ibiza, Sevilla, Bilbao y Oporto. Es una de las mejores formas de hacer turismo. A la carrera.

1. ROMA

La Ciudad Eterna es una de las que más conquistan hoy al runner.

2. LONDRES

Candem Town y la ruta de los puentes son dos opciones en Londres para el turista en zapatillas

3. PARÍS

París es un paraíso runner, con rutas como la del parque de los Campos de Marte

4. ASIA

El running es otra forma de desplazarse y descubrir el paisaje, los templos y la cultura asiáticas

5. NUEVA YORK

El turista a la carrera disfruta de la noche en Times Square y del día en Central Park

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Running para conocer las ciudades