El «brunch» que da la vuelta al mundo desde Ferrol

La Escuela de Especialidades de A Graña (Esengra) participó en la final del certamen Cocina con Quescrem con una propuesta que, teniendo el queso como eje central, recorre la gastronomía de diferentes puntos del globo


Uno de los puntos fuertes de la comunidad gallega, reconocida dentro y fuera de sus fronteras, es la gastronomía. Guisos, tapas, postres... casi en cualquier materia somos expertos en la esquina noroeste peninsular. Algunos en hacerlas y otros, claro, en zamparlas. Sin embargo, hasta hace bien poco no teníamos incorporado (y aún no ha dado el golpe definitivo) el concepto del brunch: ese híbrido entre dulce y salado que bien se puede tomar a las doce de la mañana o a las cinco de la tarde. Aún con esas, cuatro escuelas de hostelería gallegas se colaron en la final de la quinta edición del concurso Cocina con Quescrem, que en esta ocasión tuvo esta suerte de desayuno como protagonista. 

Además del IES Fragas do Eume (Pontedeume), el CIFP Paseo das Pontes (A Coruña), el IES Vilamarín (Ourense), la Esengra (Ferrol) se midió con la Escuela de Galdakao (Vizcaya), la Escuela de Hostelería de Gamarra (Álava) y la Escuela Superior de Hostelería de Bilbao (Vizcaya), que se alzó victoriosa. Los ferrolanos optaron por una de las apuestas más originales al querer rendir homenaje al quinto centenario de la Vuelta al mundo de Magallanes y Elcano. 

Adrián Sánchez y Eduardo Recio son los autores del menú.
Adrián Sánchez y Eduardo Recio son los autores del menú.

Atrevidos como ellos solos Adrián Sánchez y Eduardo Recio, compusieron un menú formado por cuatro platos y una bebida; todas ellas incluían el queso como protagonista, ya que era el hilo conductor obligatorio. Para ello, en primer lugar decidieron navegar por la Costa del Sol con un salmorejo con nube de queso y virutas de jamón que rápido se dirigió a costas italianas. Allí desembarcó uno de los platos más complicados del concurso: unos espaguetis de queso (realizados con agar agar) que se acompañaban de mango y bizcocho de cacao. Llegó entonces el turno de Asia con las delicias japonesas al queso; o lo que es lo mismo: varias piezas de sushi con queso y salmón. El colofón final lo pone el choconut: una curiosa mezcla de pasta de remolacha, kéfir, nueces y una salsa que es un falso tofe. Por supuesto, en un brunch no puede faltar alguna bebida que aligere el paso de estos manjares. En este caso, los estudiantes, como nos explica el profesor Javier González,que tuteló el menú, proponen un espumoso con Godello.

El salmorejo con queso y virutas de jamón lo podemos preparar en casa y es una opción muy saludable para un  brunch
El salmorejo con queso y virutas de jamón lo podemos preparar en casa y es una opción muy saludable para un "brunch"

Sin tanta floritura, cualquiera en su casa puede adaptar este menú para tener disfrutar de una jornada diferente con la familia o amigos. Recorrer el globo a través de distintos platos, y teniendo como eje central el queso, es un plan que solo a los cheesehaters puede defraudar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

El «brunch» que da la vuelta al mundo desde Ferrol