Seis rincones gallegos para desconectar

Cada una de las seis delegaciones de la Asociación de Guías de Turismo de Galicia eligen una joya a tiro de piedra para perderse. Hasta ellas te llevan de la mano con un único objetivo: que no quieras volver


Ribeira Sacra

Proendos y Chouzán

MÁS QUE EL CAÑÓN

Fuera de los circuitos tradicionales, en la Ribeira Sacra hay que visitar los pueblos de la zona. Para buscar las huellas del pasado, nos indican los guías, hay que dirigirse a Proendos, donde encontraremos desde petroglifos hasta arte románico. Pero para quedarse asombrado con la belleza del paisaje, nos dirigimos a Chouzán. En la imagen, una espectacular vista de la localidad.

 

Razo-Baldaio

Carballo

PLAYA Y MARISMAS

La playa de Razo-Baldaio es ideal para visitar a pie y cuenta con accesos en coche, pero también cuenta con una marisma donde se puede observar el proceso intermareal y que contiene gran cantidad de vida marina. El lugar, clasificado como ZEPA, es muy apreciado por los observadores de aves. Además, tiene un complejo dunar que varía con la época del año y es un lugar ideal para observar las puestas de sol con las islas Sisargas de fondo.

O Carballiño

Ourense

CAPITAL GASTRONÓMICA Y MONUMENTAL

No se puede obviar O Carballiño en un recorrido por la provincia de Ourense: Los guías gallegos destacan su situación estratégica, «preto de Ourense, do Ribeiro, de Oseira e dun dos mellores pans que temos en Galicia». Pero esta localidad todavía tiene más cosas que ofrecer, entre ellas, sus aguas medicinales, la iglesia parroquial del Tempo de la Veracruz y un inmenso parque municipal. Por supuesto, también es la capital del pulpo.

O Barqueiro

Mañón

UNA RÍA QUE ATRAPA

Su paisaje y la ría de O Barqueiro, una de las más bonitas de Galicia, hacen que esta localidad de Mañón sea una de las elegidas por la asociación de los guías turísticos gallegos. De sus villas, destacan los puertos de Bares y O Barqueiro. Como mirador excepcional, que además tiene hotel, citan al Semáforo de Bares, una de las visitas obligadas. La zona permite además realizar actividades en familia: no te olvides de los prismáticos ni de consultar una guía de aves (recomiendan también la app SEO Birdlife), porque este es uno de los puntos de avistamiento de aves marinas más importantes de Europa.

Monasterio de Toxosoutos

Lousame

UN ENTORNO NATURAL DE CUENTO

Si hay algo que demandan los turistas en tiempos de covid, son entornos naturales y sin aglomeraciones. Precisamente esos dos requisitos cumple la siguiente parada. Entre Santiago y Noia, existe un lugar natural especial: el entorno del antiguo monasterio de Toxosoutos. Se sitúa a orillas del río San Xusto cuyas aguas forman una cascada fantástica detrás de la iglesia parroquial y de los pocos vestigios que perviven a su alrededor.

Isla de San Simón

Redondela

UN VIAJE EN EL TIEMPO

Una visita a través de la historia de la isla de San Simón nos transporta en el tiempo. Sede monástica, escondite de piratas, lazareto marítimo y colonia penitenciaria durante la Guerra Civil, está situada en una ensenada declarada Zona de Especial Conservación por sus importantes valores naturales. La isla es también escenario del popular Festival Sinsal, una de las citas musicales gallegas más singulares con una programación desconocida de antemano en un entorno inmejorable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Seis rincones gallegos para desconectar