Trucos para preparar las mejores y más sabrosas cremas de verdura

Reconfortante y fácil de hacer, el plato requiere los ingredientes de temporada y el empleo de un lácteo para aportar más cremosidad


Las cremas de verduras no decepcionan cuando lo que quieres es un primer plato nutritivo y fácil de hacer. Además, es una receta ideal para reconfortarse en los días de frío. Hablamos con Rocío Garrido, del blog La Cocina de Mi Abuelo, que nos enseña algunos de los trucos para que nuestras cremas queden con buenas texturas y riquísimas en sabor.

Utilizar ingredientes de temporada

Casi todas las hortalizas y verduras que conocemos pueden formar parte de una receta de cremas. Lo fundamental es que se utilice ingredientes de temporada, así que tienen más sabor para aportar ya que están en su mejor época para consumo.

Asimismo, ninguna verdura es aburrida. «Muchas veces son aburridas porque no sabemos cocinarlas. Un buen truco para una crema de calabaza, por ejemplo, es asarla en vez de cocerla; así, el azúcar propio de la verdura hace que se caramelice y nos dé un sabor mucho más intenso», sugiere Rocío.

Además, es posible jugar con combinaciones de vegetales. Para cremas que llevan brócoli, que sí suelen ser un tanto soso, la recomendación es poner un poquito de zanahoria, o un poquito de puerro. «Lo freímos bien, lo pochamos y eso ya hace que no sea tan aburrido. De hecho, quedará mucho más rico».

El tostado de las verduras

Según la cocinera, para tener una crema sabrosa es necesario, sobre todo, dar un toque de tueste a las verduras. Basta con sofreírlas un poco antes de echarlas el agua para cocerlas.

En cuanto al tiempo de cocción, va a depender de cada verdura. Cocerlas demasiado hace que pierdan vitaminas y nutrientes. Verduras como las zanahorias o las calabazas requieren más cocción, precisamente porque son más duras. La coliflor, el brócoli o el calabacín no necesitan tanto tiempo al fuego.

Y también el triturado

La clave para conseguir una buena textura es el triturado. Primero, es necesario pochar bien las verduras, además de la cocción. «Utiliza una batidora que tenga una velocidad suficiente y potencia para triturarlas porque muchas veces si no se baten bien es cuando nos quedan esos tropezones o grumos», recomienda Rocío Garrido.

Después de triturarlas, un truco fundamental es pasar las verduras por un pasapuré, un colador fino o chino. Eso hará que nos quede mucho más uniforme la crema.

El empleo de un lácteo

Otro secreto sin duda es el empleo de nata, de quesitos... en definitiva, de un buen lácteo. Incluso a veces sirve un yogur batido para aportar cremosidad.

La cantidad de agua adecuada

Añadir agua ya sería suficiente, explica Rocío, porque partimos de que las verduras ya van aportar sabor. «En cambio, si jugamos con caldos de verduras también aportamos sabor a las cremas. La cantidad va a depender de si nos gustan más espesas o menos y de las verduras que usemos en nuestra receta».

La decoración final

Para agregar un toque de gracia a las cremas, la sugerencia es acompañarlas de tropezones: picatostes, un poco de jamón, un huevo duro cocido o picado... Si quieres, puedes incorporar «un poco de pimentón picante, unas semillas de pino o de calabazas que aporten un toque crujiente y la deja más atractiva visualmente», sugiere la bloguera gastronómica.

Por supuesto, además de usar un buen aceite de oliva para sofreír las verduras se le puede echar a la crema unas gotitas por encima.

Ahora toca poner en práctica todos los trucos. Toma nota de esta receta de crema de calabaza asada propuesta por Rocío Garrido.

Ingredientes
1 trozo de calabaza
2 zanahorias
1 patata
1 puerro
1 vaso de agua
4 quesitos o 50 ml de nata
Aceite
Sal
Pimienta (opcional)
Para acompañar: jamón serrano
Picatostes
Instrucciones
  1. En una bandeja de horno se ponen los trozos de calabaza con un poco de aceite y se mete a 200º durante unos 15 minutos, para asar bien.

  2. En una cazuela se echa un chorro de aceite, el puerro troceado y las zanahorias, se rehoga bien.

  3. Se añaden las patatas troceadas y los trozos de calabaza ya asada. Se añade un vaso de agua, se tapa y se deja cocer durante unos 10 minutos, hasta que veamos la patata blanda.

  4. Añadimos los quesitos o la nata y se pasa todo por la batidora, se añade la sal al gusto y se deja cocer durante un par de minutos. Si se quiere una crema más fina pasar por un chino. 

  5. Se cortan las lonchas de jamón en tiras finas y se sofríen en una sartén sin aceite.

  6. Se emplata, se le echa el jamón, unos picatostes y un poco de pimienta molida, opcional. Se puede echarle unas gotas de aceite de oliva virgen.

  7. Se sirve caliente, para dos personas.

Votación
24 votos
Comentarios

Trucos para preparar las mejores y más sabrosas cremas de verdura