¿Cuáles son las mejores recetas de la historia?

Más de un millón de personas siguen a la bloguera que ha marcado estilo con dos iniciales. MJ. Ella te enseña a hacer las albóndigas de «Uno de los nuestros», el cocido de Colón o el «pierogi» de patata de Marie Curie


Tiene «100 recetas reconfortantes jodidamente deliciosas», el secreto de la tarta de queso de los grandes chefs y la receta del estofado de ternera de Martín Berasategui, entre otras muy codiciadas. MJ nos invita hoy a saborear Las mejores recetas de la historia, un recorrido por 30 platos de la mano de 30 personajes famosos. ¿Cuál era el dulce preferido de María Antonieta? ¿Le habría gustado a Juana de Arco la sopa de cebolla a la alsaciana? ¿Cuál era el plato por excelencia de Frida Kahlo? María José Martínez hace un homenaje en un libro a todos esos sabores, ingredientes y descubrimientos culinarios que han ido surgiendo en diversas partes del mundo en distintos tiempos. Sigue la receta y podrás probar el cocido favorito de Colón o empezar el día como Einstein. Un pan de 2.000 años, la baklava de Solimán el Magnífico, las galletas escocesas de María Estuardo y el pierogi de patata de Marie Curie están entre las favoritas de este ránking. Sabrosa es la historia que llevan, con anécdotas divertidas o tan curiosas como que el recetario de Curie se conserva en cajas de plomo, por la alta radiación que contiene.

Fácil, rico y de cine

«Nos gustan los personajes históricos y sentimos curiosidad por lo que comían en cada época, pero en estas recetas hemos dado prioridad a que se puedan hacer fácilmente en casa y que salgan bien. ¡Y que estén ricas!», aseguran los autores de la selección, el tándem creativo que hay tras Las mejores recetas de la historia y el canal de YouTube Las Recetas de MJ, María José Martínez y Víctor García. «Él es la parte que no se ve. Es mi marido, el que graba los vídeos, el que edita, el que hace la parte de cine... Tiene más inquietudes que yo», explica la bloguera que enseña cómo se hacen, por ejemplo, las famosas albóndigas de Uno de los nuestros o comidas que salen en las pelis de Woody Allen, como las cookies de chocolate de la gran Granujas de medio pelo. «Víctor estaba un poco aburrido de que hiciésemos receta tras receta tras receta. Y se le ocurrió que podíamos hacer una serie sobre la mejor receta de la historia. Tenemos la serie en el canal de YouTube. De los vídeos, la idea se acabó llevando a un libro», cuenta María José.

Ni en vacaciones este equipo descansa de recetas y vídeos. Y los de historia les han dado «muchísimas visitas» en YouTube. ¿Cuál es la anécdota histórica más sabrosa? «En este libro todo gira en torno a la gastronomía, la comida, las costumbres, pero me llama especialmente la atención el pastel de Nixon. Es muy fácil. Lo hacía su mujer y la receta es la original», cuenta la cocinera. «Queda muy jugoso, como si fuera una albóndiga gigante. Ideal para preparar con antelación y, luego, simplemente calentar. El acompañamiento perfecto para este plato es un puré de patatas o unas patatas al horno. Y un bocadillo de este pastel de carne, como si fuera una hamburguesa, también queda genial. Lo haréis una vez y se convertirá en uno de vuestros clásicos», asegura MJ.

Desayuna como un genio

Las especias son una de las debilidades de la cocinera youtuber que también invita a viajar al Salvaje Oeste a través de la comida. Este recetario es una máquina del tiempo. «Pensar que Gengis Kan pudiese comer hace cientos de años con los mismos sabores que tenemos hoy en día me parece bastante curioso -admite-. Pero cada personaje tiene su historia. El desayuno de Einstein es llamativo». ¿Cuál es la clave para desayunar como un genio? «Creo que con la genialidad se nace, pero cuando desayunas huevo te da subidón. A mí me llena de energía desayunar un par de huevos a la plancha. Si le pones además champiñones y espinacas, más». Esto llevaba el desayuno del científico más influyente del XX. «Igual que cualquier mortal, Einstein tenía sus manías. Una de ellas era dormir diez horas, lo que supuestamente podría estimular aún más su inteligencia. Otra, no llevar calcetines. Una menos extraña era no tener coche e ir caminando hasta el trabajo. Y una gastronómica, lo dicho: desayunar cada día dos huevos fritos. Su desayuno habitual en Estados Unidos era la típica tostada americana de huevos con champiñones», se relata en Las mejores recetas de la historia.

La mayoría de las recetas, puntualiza MJ, están adaptadas al momento actual, con ingredientes «fácilmente conseguibles en España, para que todo el mundo pueda hacer las recetas sin complicaciones».

¿Cocina o historia?

«Este no es un libro de cocina. Yo no lo clasificaría como un libro de recetas. En él hay mucho más de treinta personajes y más de treinta recetas», asegura MJ. Este libro tiene un poco de todo, y mucho relato. Tiene entrantes, te indica cómo ahumar el salmón, revela entre otras curiosidades que les debemos el primer hummus de la historia a Julio César y Cleopatra. «¡Pero no lo pruebes, eh! Está mucho más bueno el de nuestros días. Lo intenté hacer como ella lo hacía, según la receta antigua de Egipto, y tiene demasiado sésamo. Muy fuerte», previene.

¿A Cristóbal Colón le debemos «la madre de los cocidos»? «Sí, es la olla podrida de Colón, que no deja de ser un cocido, un puchero, como lo entendemos hoy. Cada región tiene su propio cocido y parece ser que todos vienen de esa olla podrida que se comía en la época de Cristóbal Colón. Pero, ojo, el potaje que se llama hoy olla podrida en Burgos no tiene nada que ver con él».

MJ apunta que la mano es un ingrediente diferenciador de las recetas: «No entiendo que un superchef no quiera dar su receta, porque la misma receta no me va a quedar a mí igual que a él o que a ti».

En este histórico recetario con cine de postre hay, entre otras, una receta de rodaballo a lo Calígula (al horno y con habas fritas en aceite), una tarta de queso y de peras muy diferente a la habitual que fue la gran debilidad de Michelangelo Buonarroti, y «una fácil» de pollo asado con salsa barbacoa que le debemos a la mujer de Muhammad Ali. «Perfecta para un domingo».

Los pancakes de la Antigua Roma, unas tortillas de sabor dulce, te llevarán a Atila. Y el brioche a tête a la reina María Antonieta, que abre también el apetito en esta selección de recetas que invitan a saborear la historia con detalles que a menudo no se cuentan.

La glotonería a la inglesa de la reina Victoria es una bomba. ¡A ver si te atreves con su trifle de Navidad!

 
 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

¿Cuáles son las mejores recetas de la historia?