Alberto Chicote: «No sé por qué hay tanto irresponsable con la comida»

Esta noche el cocinero vuelve manos a la obra con «¿Te lo vas a comer?», pero antes pasó por Galicia para incentivar una alimentación saludable con recetas cardiosaludables

;
«No sé por qué hay tanto irresponsable con la comida» Chicote volvió a Galicia tras días en el centro de la polémica tras el programa sobre los menús en el colegio coruñés María Mariño

redacción / la voz

Pese a ser la cara más visible de la cocina, hasta hace poco no solía verse a los grandes chefs fuera de los fogones de sus espléndidos restaurantes. Pero la llegada, hace ya unos cuantos años de los talent shows culinarios, sumado a una revolución que desde la medicina, la ciencia y la propia gastronomía insta a cambiar los hábitos alimentarios de la sociedad, les impulsó a hacer giras en pro de la cocina sana. Hace tres meses Martín Berasategui llegaba a Santiago como el Mesías que liberaría, con sus consejos, a los españoles de los ultraprocesados. Y ayer Alberto Chicote (Madrid, 1969) hacía lo propio en la capital gallega invitando a los presentes en el taller que organizó junto a Alianza Boehringer Ingelheim y Lill, a adquirir unos hábitos de vida saludables. La prevención de la diabetes tipo 2 y el riesgo cardiovascular se ha convertido en su obsesión.

Los 40 kilos de peso que se ha quitado de encima son su mayor aval. Y el hecho de haberse erigido como el azote oficial de las administraciones públicas al destapar en su programa ¿Te lo vas a comer? la mala praxis de centros escolares, hospitales, e incluso el ejército, le han convertido, depende de a quién se le pregunte, en héroe y villano. Pero, después del escándalo del colegio María Mariño (A Coruña), se reafirmó de camino al aeropuerto de Lavacolla antes de volver a casa: «Desconozco el porqué hay tanta irresponsabilidad, ¡más me gustaría a mí saberlo! Pero esto tiene que cambiar desde el momento en el que somos conscientes, y creo que todos lo somos, de la importancia que tiene la alimentación en nuestra salud».

Tan involucrado está el televisivo chef en que la población se cuide que a finales del pasado año publicaba su primer libro de recetas cardiosaludables. Según explicó ayer mismo, si él ha podido es indudable que cualquiera puede seguir sus pasos. «Yo tengo restaurantes, viajo muchísimo, tengo un programa de televisión... y he sido capaz de planificarme para llevar a cabo unos hábitos de vida saludables porque esa es la clave: la planificación». De hecho, mantiene el cocinero madrileño, «no hay que confundir comer bien con dedicarle mucho tiempo; es perfectamente posible comer muy sano y rico en poco tiempo».

Inevitablemente, al haber pisado Galicia por unas horas había que preguntarle a Chicote por sus indispensables dentro de la despensa gallega. La respuesta pareció más bien propia de un local. «No puedo quedarme con uno solo porque cualquier producto gallego es bienvenido en mi dieta mientras esté preparado de manera saludable; todos los alimentos merecen la pena y están ricos si les damos el gusto adecuado», comentó. Para acabar matizando: «Es que hay que entender que no son los productos en sí los que provocan problemas de salud, sino la forma de prepararlos». La cantinela continuó tras preguntarle por su comida favorita: «La que está bien hecha, esa es sin duda mi favorita».

¿Hace falta una asignatura de nutrición para combatir la obesidad?

LAURA G. DEL VALLE

Nutricionistas y chefs lo consideran básico, pero las ampas creen que es tarea de las familias enseñar a comer a los pequeños

Los Do de pecho de los cuatro candidatos a la presidencia del Gobierno en los debates de final de campaña giraron sobre los mismos ejes. Afinar en ayudas a la cultura, la lucha contra el cambio climático y apostar por medidas concretas que auguren una vida larga y próspera a los españoles fueron algunos de los temas esenciales que quedaron en el tintero. Muchos echaron de menos que se hablase, de hecho, del método de combate de cada formación contra el mal endémico del siglo XXI en España: la obesidad. Pero mientras estas cuestiones se diluyen en el ámbito político, en otras esferas se lucha con fuerza para frenar este acusado problema que empieza en la infancia y que, poniendo el foco en Galicia, ya sufren uno de cada tres niños de entre 6 y 15 años. Toman la batuta cocineros y nutricionistas. El último, el gigante de los fogones Pedro Subijana, que el fin de semana volvió a pedir en la Universidad de Navarra que se forme a los niños en nutrición a partir de la Educación Primaria.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Alberto Chicote: «No sé por qué hay tanto irresponsable con la comida»