Estos son los 22 ministros del nuevo Gobierno de Pedro Sánchez

La Voz

ESPAÑA

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, será vicepresidenta cuarta y el ministro de presidencia, Félix Bolaños, sumará también Justicia. El nuevo Ejecutivo mantiene 22 ministerios, cinco de ellos serán para Sumar

20 nov 2023 . Actualizado a las 23:18 h.

Pedro Sánchez ha presentado este lunes su nuevo Gobierno. Se trata de un Ejecutivo de continuidad, con 22 ministerios, más allá de algunas caras nuevas. Entre los nombramientos destaca el ascenso de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que ostentará también el rango de vicepresidenta cuarta. También sale reforzado Félix Bolaños, convertido en superministro de Presidencia al asumir las competencias de Justicia. Además de la de Montero, se mantienen las tres vicepresidencias que había hasta ahora: Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera. Entre los nuevos ministros destaca el exalcalde de Valladolid, Óscar Puente, que gestionará Transportes, o la nueva ministra de Igualdad, tras la salida de Irene Montero, que será Ana Redondo. Sumar mantiene los cinco ministerios, aunque ninguno es para el núcleo duro de Podemos. El PSdeG se queda sin ministros a solo unos meses de las elecciones gallegas.

Nadia Calviño, vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos

Nadia Calviño (PSOE), vicepresidenta primera del Gobierno
Nadia Calviño (PSOE), vicepresidenta primera del Gobierno Rodrigo Jiménez | EFE

Nadia Calviño (A Coruña, 1968) seguirá de forma provisional a cargo del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. Así será hasta que se aclare qué va a pasar con su candidatura a la presidencia del Banco Europeo de Inversiones (BEI), una batalla en la que su principal rival es Margrethe Vestager, hasta septiembre comisaria de Competencia. La gallega ha sido el activo más valioso de Pedro Sánchez desde que la nombró ministra en el 2018. Muestra de ello es que la fue elevando en el cargo hasta ocupar la vicepresidencia primera. 

Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo

bajo
bajo Javier Lizon | EFE

Yolanda Díaz (Fene, 1971) llegó al primer Gobierno de coalición de Pedro Sánchez empujada por Pablo Iglesias, pero se ha hecho su hueco propio, al frente de Sumar y tras desactivar a Podemos, y con el aval de las medidas que ha desarrollado al frente del Ministerio de Trabajo. Se ha ganado con ello mantener una Vicepresidencia en el nuevo Ejecutivo de Sánchez, en el que pretende diseñar su relación con el PSOE desde la cooperación, lejos de la línea de confrontación de los anteriores ministros de Podemos, que temen que con ello se vaya a convertir en una muleta de los socialistas. Al frente del Ministerio, Díaz cree haber cumplido prácticamente con sus deberes una vez que sacó adelante la reforma laboral, a la que atribuye el buen comportamiento de los datos de empleo y la reducción de la temporalidad por debajo del 20 %. Su cuenta de resultados incluye tres subidas del Salario Mínimo Interprofesional, haber puesto en marcha los ERTE durante la pandemia, la ley rider, la ley del teletrabajo y haber pactado 17 acuerdos con los agentes sociales.

Teresa Ribera, vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica

Teresa Ribera (PSOE), vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico
Teresa Ribera (PSOE), vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ÁLEX ZEA | EUROPAPRESS

Si hay un trabajo arduo en estos momentos en el Gobierno español ese es el que desempeña Teresa Ribera (Madrid, 1969), quien seguirá al frente de la cartera de Transición Ecológica. Accedió a ella el 7 de junio de 2018. Pedro Sánchez le encomendó por esas fechas una doble tarea difícil de acompasar: cumplir la hoja de ruta climática y poner en marcha la reconversión energética de la economía. Dos objetivos en continua fricción. Ribera ha demostrado ser una de las escuderas infalibles para Sánchez, un activo imprescindible no solo en España, también en la UE. Hasta Bruselas fue a negociar la llamada «excepción ibérica», el mecanismo que permitió apaciguar el fuego en el mercado mayorista de la electricidad, imponiendo un tope al gas. 

María Jesús Montero, ministra de Hacienda y vicepresidenta cuarta

María Jesús Montero (PSOE), ministra de Hacienda y vicepresidenta cuarta del Gobierno
María Jesús Montero (PSOE), ministra de Hacienda y vicepresidenta cuarta del Gobierno PACO RODRÍGUEZ

La legislatura que ahora comienza no será precisamente relajada para la titular de Hacienda. María Jesús Montero (Sevilla, 1966) es, además de vicesecretaria general del PSOE y una de las artífices de los acuerdos que han reeditado el Gobierno de coalición socialista, uno de los rostros más conocidos del Ejecutivo. No en vano Pedro Sánchez le encomendó la portavocía del Ejecutivo entre enero del 2020 y julio del 2021, además del Ministerio de Hacienda, en el que repite. Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Sevilla, además de técnica en Función Administrativa de Hospitales, Montero desempeñó diversos cargos en el Ejecutivo autonómico, entre ellos los de consejera de Salud primero y de Hacienda y Administración Pública, antes de llegar al Gobierno central. Ahora aumenta su influencia asumiendo el rango de vicepresidenta cuarta del Ejecutivo.

Félix Bolaños, ministro de Presidencia y Justicia

Félix Bolaños (PSOE), ministro de Presidencia y de Justicia
Félix Bolaños (PSOE), ministro de Presidencia y de Justicia FERNANDO VILLAR | EFE

El asunto de capital importancia en esta legislatura es la ley de amnistía para los independentistas catalanes y en el PSOE tienen claro que la batalla tiene que darla Félix Bolaños (Madrid, 1975), que se ha convertido este lunes en el «superministro» del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Porque su capacidad negociadora y su consistencia en el núcleo duro de Sánchez le han convertido en la figura ideal para ostentar una cartera que combinará las competencias de Presidencia y Justicia. Bolaños trabajó como árbitro y repartidor de pizzas mientras estudiaba Derecho y empezó en política desde abajo, repartiendo panfletos y sirviendo cafés. En mayo del 2014, Sánchez apuntaba a la secretaría general del PSOE y necesitaba asesoría jurídica. En las fiestas de Aluche conoció a un principiante Bolaños que repartía bocadillos en una caseta, y este se presentó voluntario para asesorarle. En el 2018, ya estaba configurando la estructura gubernamental del actual presidente del Gobierno tras desalojar a Mariano Rajoy. 

José Luis Escrivá, ministro de Transformación Digital

José Luis Escrivá (PSOE) deja Seguridad Social y se pone al frente de una nueva cartera, el Ministerio de Transformación Digital
José Luis Escrivá (PSOE) deja Seguridad Social y se pone al frente de una nueva cartera, el Ministerio de Transformación Digital Jorge Zapata | EFE

Fue el fichaje estrella de Pedro Sánchez para el primer Gobierno de coalición desde la recuperación de la democracia. José Luis Escrivá Belmonte (Albacete, 1960) se incorporó al gabinete como guardián de la caja de una Seguridad Social que por primera vez en cuarenta años se desgajaba del Ministerio de Trabajo, que Podemos reclamó para sí en el pacto de investidura. El gran hito de estos cuatro años en su departamento ha sido la doble reforma de las pensiones para revertir la aprobada en el 2013 por el Gobierno de Rajoy. Un bagaje reformista que, pese a las objeciones de sus críticos, que lo acusan de presentar unas proyecciones irreales que solo se sostienen en las hojas de Excel, le ha servido para revalidar la confianza de Pedro Sánchez, que lo ha designado, de facto, sucesor de Nadia Calviño si la vicepresidenta se impone en la carrera para presidir el Banco Europeo de Inversiones.

José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores, Unión y Europea

El ministro de Exteriores, José Manuel Albares (PSOE)
El ministro de Exteriores, José Manuel Albares (PSOE) Daniel González | EFE

José Manuel Albares Bueno (Madrid, 1972) es una mezcla, a partes iguales, de diplomático y político, una ecuación no siempre fácil. Se mantiene en el nuevo Gobierno en el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión y Europea, al frente del cual tendrá que seguir gestionando asuntos tan delicados como las relaciones con Marruecos o Argelia, así como el papel de España ante conflictos como la guerra de Ucrania o el conflicto entre Israel y Hamás. Llegó a ministro precisamente después de la crisis diplomática con Marruecos que acabó con el paso de Arancha González Laya por el Palacio de Viana. Por aquel entonces ya era uno de los hombres del núcleo duro del presidente, después de ejercer de «sherpa» para desbrozar el camino y abrirle las puertas del escenario diplomático internacional. Metódico y muy exigente, Albares presume de sus más de 20 años de militancia en el PSOE y de cercanía con su jefe. Su vida ha sido la diplomacia, a la que dota de su particular carácter batallador y enérgico.

Elma Saiz, ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones

La navarra Elma Saiz (PSOE), nueva ministra de Seguridad Social
La navarra Elma Saiz (PSOE), nueva ministra de Seguridad Social Jesús Diges | EFE

Elma Saiz (Pamplona, 1975) es la elegida por Pedro Sánchez para sustituir a José Luis Escrivá al frente de la cartera de Seguridad Social. Desconocida en la escena política nacional, tiene a sus espaldas una larga carrera institucional en Navarra, donde ha sido parlamentaria, delegada del Gobierno durante la segunda legislatura de Zapatero y consejera de Economía en el Gobierno regional de María Chivite. Precisamente, la presidenta navarra es, junto al secretario de Organización del PSOE (el también navarro Santos Cerdán, muñidor de los pactos con Junts), su gran valedora para este salto a Madrid. Licenciada en Derecho y con máster en Asesoría Fiscal, Saiz tiene ante sí varios retos de calado en esta legislatura. Sin duda, la gran patata calienta de esta legislatura será la cesión del régimen económico de la Seguridad Social al País Vasco, tal y como ha pactado el PSOE con el PNV a cambio del voto favorable de los jeltzales a la investidura de Sánchez.

Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación

Luis Planas, ministro de Agricultura (PSOE)
Luis Planas, ministro de Agricultura (PSOE) rafa alcaide | EFE

Dicen que a Luis Planas (Valencia, 1952) le gusta pasear entre olivos para desconectar. Y fue precisamente en el campo donde recibió en el 2018 la llamada de Pedro Sánchez para proponerle ser ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación. A lo largo de estos años al frente de la cartera del ministerio se ha ganado el respeto de un sector, el primario, que aunque reconoce su valía como negociador ante Bruselas en cuestiones tan importantes para el futuro de la agricultura, la ganadería o la pesca como la política agraria común (PAC) o la PPC echa en falta tener con él un hilo directo más allá de reuniones programadas para conocer la realidad del campo o el mar. El sector, que no descansa, le pone muchos deberes para los próximos cuatro años. Los más urgentes: un plan para frenar la enfermedad hemorrágica epizoótica y la bajada del IVA de la carne. 

Isabel Rodríguez, ministra de Vivienda y Agenda Urbana

Isabel Rodríguez (PSOE), ministra de Vivienda
Isabel Rodríguez (PSOE), ministra de Vivienda FERNANDO ALVARADO | EFE

Isabel Rodríguez (Ciudad Real, 1981)  ha sido la cara del Gobierno durante los dos últimos años, en los que ha ejercido como portavoz pero también como ministra de Política Territorial. Deja la sala de prensa de La Moncloa para asumir, en el nuevo Ejecutivo que se anuncia hoy, el área de Vivienda y Agenda Urbana, clave para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien centró parte la campaña electoral del pasado 23J en propuestas para ampliar el parque de vivienda pública con el objetivo de que en España llegue al 20 %. Rodríguez fue la senadora más joven en la historia de España, cámara a la que llegó en 2004. Tras pasar por el Gobierno de Castilla-La Mancha, donde fue directora general de Juventud y portavoz, fue elegida alcaldesa de Puertollano en 2019, hasta que en 2021 se incorporó al Gabinete de Pedro Sánchez.

Diana Morant, ministra de Ciencia y Universidades

La ministra de Ciencia, Tecnología y Universidades, Diana Morant (PSOE)
La ministra de Ciencia, Tecnología y Universidades, Diana Morant (PSOE) Eduardo Parra

Diana Morant (Valencia, 1980) sale reforzada en el nuevo organigrama planteado por Pedro Sánchez. Continuará al frente del Ministerio de Ciencia, pero ahora suma también la competencia de universidades. No parece un reto insuperable para una ingeniera de telecomunicaciones de mentalidad práctica y decidida que ya había asumido con éxito el desafío de relevar a una figura de calado como Pedro Duque. Lo hizo sin estridencias y voluntarismo para sacar adelante uno de los mayores retos de la pasada legislatura y que había sido misión imposible para sus predecesores: la aprobación de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. Pero que la hoja de ruta esté marcada no significa que no queden importantes desafíos por delante. Es necesario desarrollar la ley para conseguir retener y atraer el talento, que España se convierta en un lugar atractivo para investigar, tanto para los científicos españoles que están en el extranjero, como para captar a otros punteros de otros países.

Margarita Robles, ministra de Defensa

Margarita Robles (PSOE) seguirá al frente de Defensa
Margarita Robles (PSOE) seguirá al frente de Defensa ISABEL INFANTES | REUTERS

Margarita Robles (León, 1956), artífice de un incremento «histórico» del presupuesto de Defensa, repite por tercera vez consecutiva al frente de este Departamento con el aval de ser la ministra mejor valorada y tras un lustro en el que no ha cejado en su empeño de poner en valor a las Fuerzas Armadas. Robles vuelve a dirigir la política de Defensa en un escenario geopolítico cada vez más complicado. A la guerra de Ucrania, país al que España ha apoyado desde que fue invadido por Rusia hace ya más de año y medio, se une ahora el conflicto armado entre Israel y Palestina como telón de fondo. La ministra se consolida en núcleo duro de Sánchez tras una legislatura en la que se convirtió en la principal adversaria de sus colegas de Podemos en el gobierno de coalición, con quienes ha mantenido enfrentamientos notorios. Más allá de las diferencias por el gasto militar, la polémica en torno al espionaje con Pegasus a líderes independentistas catalanes situó también a Robles en el centro de la diana de los morados y de sus socios de investidura, que la señalaron como responsable directa y pidieron reiteradamente su cabeza.

Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior

Fernando Grande-Marlaska sigue como ministro del Interior (PSOE)
Fernando Grande-Marlaska sigue como ministro del Interior (PSOE) Marta Fernández Jara | EUROPAPRESS

Frente a todas las quinielas, Fernando Grande-Marlaska (Bilbao, 1962) continuará en la cartera de Interior tras cinco años y medio salpicados de momentos delicados que si bien supo resistir, le pusieron en más de una ocasión contra las cuerdas por su gestión en materia migratoria y por los reveses judiciales derivados de sus sonados ceses en la Guardia Civil.  «Tenemos un extraordinario ministro del Interior en la persona de Fernando Grande-Marlaska», lo defendió el presidente Pedro Sánchez hace cuatro días en el debate de investidura en lo que muchos interpretaron como un espaldarazo a la tocada imagen del titular de Interior que se mantiene desde el principio y al que se daba por amortizado. Marlaska llegó a Interior en junio del 2018 con el primer gobierno de Pedro Sánchez y con una atractiva carta de presentación de la que algunos socialistas recelaron por su perfil conservador, ya que era miembro del Consejo General del Poder Judicial a propuesta del PP.

Ángel Víctor Torres, ministro de Política Territorial y Memoria Democrática

Ángel Víctor Torres (PSOE), en la tribuna de invitados del Congreso durante la segunda jornada del debate de investidura
Ángel Víctor Torres (PSOE), en la tribuna de invitados del Congreso durante la segunda jornada del debate de investidura Javier Lizon | EFE

Cuando en el 2017 Ángel Víctor Torres decidió dar el salto a la política regional en Canarias y se impuso en las primarias a la Secretaría General del PSOE en las islas, era un gran desconocido fuera de Gran Canaria, donde en aquellos momentos ejercía como vicepresidente del Cabildo. Algo menos de dos años después, el nuevo ministro de Política Territorial y Memoria Democrática devolvía al PSOE el Gobierno canario tras algo más de un cuarto de siglo. A lo largo de su mandato como presidente autonómico, Torres no tardó enfrentarse a la ristra de desgracias. La lista incluye un enorme incendio en Gran Canaria nada más estrenarse, el peor episodio de calima del archipiélago en décadas, que cerró todos sus aeropuertos; la pandemia, un volcán, la guerra de Ucrania y hasta un pequeño meteorito que rompió la barrera del sonido a su paso por las islas y que quedó en anécdota, pero hizo crecer el sambenito. Y, tras sobrevivir a todo ello, Torres fracasó en la tarea que parecía menos complicada: lograr una mayoría parlamentaria que afianzara el pacto progresista tras los comicios del 2023, pese a que todas las encuestas, que sobrerrepresentaron a Podemos, auguraban una mayoría suficiente para ello.

 Mónica García, ministra de Sanidad

Mónica García, de Más Madrid, ministra de Sanidad por Sumar
Mónica García, de Más Madrid, ministra de Sanidad por Sumar Daniel González | EFE

Mónica García Gómez (Madrid, 1974), la nueva ministra de Sanidad, que releva al gallego José Miñones, en lugar de dar un paso atrás, dio un puñetazo sobre la mesa en el 2021, cuando Pablo Iglesias, que por aquel entonces dejó el Gobierno para desafiar a Isabel Ayuso en la Comunidad de Madrid, le propuso Errejón una candidatura conjunta de la izquierda madrileña con el exvicepresidente como número uno. «Las mujeres estamos cansadas de hacer el trabajo sucio para que en los momentos históricos nos digan que nos apartemos. No más testosterona», respondió Mónica García. Hija de dos psiquiatras, con un padre que fue diputado comunista, García estudió en un colegio de El Viso, uno de los barrios más exclusivos de Madrid. Luego cursó Medicina en la Universidad Complutense y se especializó en Anestesiología y Reanimación. Sus adversarios la acusan de parapetarse en su condición de médica en su discurso. Pero de la crisis sanitaria salió lanzada como candidata de su partido en las autonómicas del 2021. Y, unos meses después de lograr ser la segunda fuerza tras el PP. Con ese nuevo mapa político de Madrid, continuó siendo la Némesis de la presidenta en materia sanitaria.

Pablo Bustinduy, ministro de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030

Pablo Bustinduy (Sumar), ministro de Derechos Sociales
Pablo Bustinduy (Sumar), ministro de Derechos Sociales Rodrigo Jiménez | EFE

A Pablo Bustinduy (Madrid, 1983) se le conocía por haber sido uno de los perfiles más preparados del primer Podemos, uno de los colaboradores más estrechos de Pablo Iglesias en los inicios del partido, artífice de su política internacional y aliado con las tesis errejonistas. Sin embargo, ha sido con Sumar con quien ha entrado en el Gobierno de coalición para dirigir las políticas de Derechos Sociales. Asume el Ministerio que hasta ahora dirigía Ione Belarra, y suma las competencias de Consumo y Agenda 2030. Licenciado en Ciencias Políticas y Humanidades, con estudios de Filosofía en París y Nueva York y experiencia como profesor en varias universidades estadounidenses, Bustinduy Amador se ganó el reconocimiento de la mayoría del arco parlamentario como portavoz de Podemos en la Comisión de Exteriores. Hijo de Ángeles Amador, la ministra socialista con Felipe González, y de Javier Bustinduy, que modernizó la red de Cercanías de Renfe,  el nuevo ministro se convirtió en uno de los fichajes estrella de Yolanda Díaz, quien le incluyó en su equipo de campaña como responsable del área internacional.

Pilar Alegría, ministra de Educación, Deportes y portavoz del Gobierno

Pilar Alegría, ministra de Educación, suma ahora Deportes. La portavoz nacional del PSOE será también la portavoz del Gobierno
Pilar Alegría, ministra de Educación, suma ahora Deportes. La portavoz nacional del PSOE será también la portavoz del Gobierno Mariscal | EFE

Que la cartera de Educación parece afrontar una legislatura tranquila lo ejemplifica que su titular, Pilar Alegría (Zaragoza, 1977) sea también portavoz del Gobierno. Y es que después de que en la anterior legislatura, e incluso en la primera tras la moción de censura, se desatase el terremoto de la Lomloe, este mandato tiene gran parte del camino rodado. En Educación, el primer reto y más importante será la selectividad. La convocatoria de elecciones en mayo paralizó la implantación de la misma, que iba a ser paulatina (primero solo las lenguas), y ahora hay que retomar el calendario, con la vista puesta ya hacia el 2030 como colofón. En cuanto al Deporte, el ministro saliente deja asuntos relevantes pendientes, como la crisis de la Federación Española de Fútbol, la concreción de medidas en la comisión mixta sobre el fútbol femenino tras el escándalo de Luis Rubiales en Sídney y la gestión política de acompañamiento de la organización del Mundial 2030 junto a Portugal y Marruecos. 

Jordi Hereu, ministro de Industria

Jordi Hereu (PSOE), nuevo ministro de Industria, exalcalde de Barcelona, era actualmente el presidente de Hispasat
Jordi Hereu (PSOE), nuevo ministro de Industria, exalcalde de Barcelona, era actualmente el presidente de Hispasat Pepe Zamora | EFE

El último catalán que ocupó la cartera de Industria fue José Montilla, buen conocedor del textil y el automóvil, sectores en plena transformación y vitales para la economía gallega en los que tendrá que emplearse a fondo ahora Jordi Hereu (Barcelona, 1965), que será ministro de Industria en el nuevo Gobierno de coalición. El político socialista fue alcalde de Barcelona entre los años 2006 y 2011 y desde el 2020 presidente de Hispasat, operador español de comunicaciones por satélite, lo cual permite deducir que su entrada en el Gobierno debería servir de impulso al alicaído sector aeroespacial español.  Aunque lo que se va a encontrar sobre la mesa para su tramitación urgente es el reparto de los fondos europeos para el desarrollo de proyectos de inversión estratégicos a través de los distintos PERTE,un proceso que acumula meses de retraso y que, en el caso de Galicia, mantienen en vilo inversiones vitales para la reindustrialización de la comunidad.

Óscar Puente, ministro de Transportes

Óscar Puente (PSOE),  ministro de Transportes
Óscar Puente (PSOE), ministro de Transportes Mariscal | EFE

La llegada de Óscar Puente (Valladolid, 1968) al despacho ministerial de Transportes encarna a la perfección la apuesta de Pedro Sánchez por un gabinete más político, para poder capear las inestabilidades y las dificultades que se intuyen en el horizonte de esta recién iniciada legislatura. Los ministerios de este ramo que funcionaron mejor equilibraban un perfil político fuerte con un equipo técnico solvente. No obstante, el ministerio se verá reducido en competencias al perder Vivienda y Agenda Urbana, que conformarán la nueva cartera que asumirá Isabel Rodríguez. Puente fue uno de los grandes defensores de un giro a la izquierda del PSOE y es uno de los políticos socialistas con más influencia en Pedro Sánchez, que quiere compensar su salida del Ayuntamiento de Valladolid  con un ministerio que puede ser clave para recuperar el pulso territorial en aquellas comunidades donde el PSOE perdió el poder en las últimas elecciones autonómicas.

Ana Redondo, ministra de Igualdad

Ana Redondo (PSOE), que fue concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, asume el ministerio de Igualdad
Ana Redondo (PSOE), que fue concejala de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Valladolid, asume el ministerio de Igualdad Ayuntamiento de Valladolid

La nueva ministra de IgualdadAna Redondo (Valladolid, 1966), fue hasta las pasadas elecciones municipales del 28 de mayo teniente de alcalde y concejala de Turismo y Cultura en el ayuntamiento de Valladolid. Redondo era por tanto la número dos del entonces alcalde, Óscar Puente, que ahora será el nuevo ministro de Transportes. Su llegada recupera para el PSOE la cartera de Igualdad, que ha dirigido, no sin polémicas, Irene Montero, que queda fuera del Ejecutivo. La nueva ministra es un perfil poco conocido en el ámbito feminista, una jurista que tiene ante sí una agenda más técnica que política y que está llamada a conciliar los ánimos después de una legislatura de gran división en materia de igualdad tanto en el ámbito de los partidos como del movimiento feminista. Redondo, doctora en Derecho Constitucional por la Universidad de Valladolid, es una de las socialistas que mantiene vivo el espíritu de la exministra Carme Chacón, a quien profesaba una gran admiración por el papel que desempeñó en el PSOE de Zapatero.

Ernest Urtasun, ministro de Cultura

Ernest Urtasun (Sumar), nuevo ministro de Cultura
Ernest Urtasun (Sumar), nuevo ministro de Cultura Carlos Luján | EUROPA PRESS

Ernest Urtasun (Barcelona, 1982) —portavoz de Sumar, aguerrido ecologista y antitaurino— se pone al frente del Ministerio de Cultura que, en el nuevo reparto de Pedro Sánchez, se queda sin competencias en Deportes, que pasan a la cartera de Educación. Hijo de la izquierda catalana más exquisita, militante desde crío, la mano derecha de Yolanda Díaz es un perfil más político que técnico, bregado en el Parlamento europeo, pero con poca experiencia en el barro: apenas ha desenvuelto tareas de gestión cultural. Urtasun, miembro de En Común Podem, será el quinto ministro de Cultura de Sánchez en cinco años, una cartera que ya intentaron reflotar el fugaz Máximo Huerta, que estuvo en el cargo siete días; el fallecido José Guirao; José Manuel Rodríguez Uribes y Miquel Iceta.

Sira Rego, ministra de Juventud e Infancia

Sira Rego (Sumar), nueva ministra de Infancia y Juventud, propuesta por Izquierda Unida
Sira Rego (Sumar), nueva ministra de Infancia y Juventud, propuesta por Izquierda Unida Rodrigo Jiménez | EFE

Eurodiputada y miembro de la dirección de Izquierda Unida, Sira Rego (Valencia, 1973), que por arraigo familiar pasó parte de su niñez en Gaza, deja ahora Bruselas para incorporarse al segundo Gobierno de coalición de Pedro Sánchez, dentro de la cuota de Sumar, como ministra de Juventud e Infancia. Rego da el salto a la arena nacional con un ministerio de nueva creación tras haberse curtido en la política local en Rivas Vaciamadrid. Forma parte del grupo que apostó decididamente por el proyecto de Yolanda Díaz en cuanto empezó a dar sus primeros pasos y entra en el Ejecutivo heredando la cuota de IU que en la pasada legislatura mantenía el ya excoordinador federal Alberto Garzón, como titular de Consumo.

Es una de las mujeres de peso en el partido, muy comprometida con la causa de Palestina porque, entre otras cosas, pasó parte de su infancia en esta zona ocupada por Israel, ya que su padre, según ha contado en las redes sociales, vive en Jerusalén Este. Es vicepresidenta del grupo de La Izquierda en el Parlamento Europeo, donde es diputada por Unidas Podemos desde el 2019.

Nueve ministros actuales se quedan fuera del Ejecutivo

Aunque Sánchez ha apostado por mantener en el Gobierno a su núcleo duro, se quedan sin cartera cinco socialistas que hasta ahora tenían puesto en el Consejo de Ministros: Pilar Llop, Raquel Sánchez, Miquel Iceta, José Miñones y Héctor Gómez. Tampoco continuará ninguno de los ministros de Podemos que acompañaban hasta ahora a Yolanda Díaz. Salen del Ejecutivo Irene Montero, Ione Belarra, Joan Subirats y Alberto Garzón. 

Los nueve ministros que no seguirán en el Gobierno tendrán derecho a una pensión indemnizatoria equivalente al 80 % de su retribución anual durante, como máximo, los dos años siguientes al cese, es decir 5.294 euros al mes. Según se recoge en el Portal de Transparencia, esta pensión, que también podrán cobrar los secretarios de Estado y que se abona mensualmente, es incompatible, desde el 2012, con cualquier otra retribución derivada de actividades públicas o privadas. Además, en un período de dos años tras el cese, las personas que hayan ejercido como altos cargos que quieran prestar servicios en entidades privadas deben solicitar y obtener la autorización de compatibilidad por parte de la Oficina de Conflictos de Intereses.

Un total de 29 ministros han salido del Gobierno desde que Sánchez llegó al Palacio de La Moncloa en el año 2019. Desde aquella primera foto, solo se mantienen Margarita Robles, María Jesús Montero, Fernando Grande-Marlaska, Luis Planas, Teresa Ribera y Nadia Calviño.